Hambre en el lenguaje guajiro significa “JAMUSHIRI”

Esta semana se cumplieron dos meses de las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en favor de los niños, niñas y adolescentes de La Guajira, en el norte de Colombia, departamento fronterizo con Venezuela. Se trata de territorio desértico, con el 30 por ciento de la población indígena de todo el país, de la etnia wayuu. Entre 2008 y 2013 murieron 4.151 niños, 278 por falta de comida, 2.671 por enfermedades no tratadas. Se contabilizan 48 niños en 2014 y 38 en 2015. Este año van 6, según cifras oficiales.

 El hambre en la guajira ha puesto en alerta mundial a las autoridades sanitarias y de salud

 El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, acusó de homicidio inaceptable la muerte de menores por hambre en ese departamento. ¿A quién acusaba? No es difícil advertir que al gobierno. El jefe del Ministerio Público utilizó, traficó, con las muertes de esos niños y con el dolor de sus familias para hacer política contra sus opositores, nuevamente. ¿Dónde quedó la misericordia, de esa de la que habla ante el Dios que cree que solo lo escucha a él?

 
 Son múltiples los factores que explican la situación de muchas familias que viven en lo que se conoce como rancherías No puede ser que además de tener que presenciar lo que el procurador no ha visto y muchos de nosotros sí, y que nos parte el alma sin poder volver a hacer los mismos, se atreva a hacer declaraciones de esa manera cuando, en cambio, está llamado a revisar en sus archivos qué hizo para evitar una sola de esas muertes. A quiénes dejó de abrirle investigaciones muchos años antes cuándo esto también ocurría.

 Pero el tráfico con esta desgracia no ha sido solo de él. También de los mismos políticos guajiros que ahora salen a rasgarse las vestiduras y a decir que el departamento está quebrado, que no hay dinero. Esos que se la pasan visitando rancherías y recogiendo niños desnutridos para mostrárselos a los medios de comunicación como trofeos de su sensibilidad y compromiso con el pueblo. Esos otros que por años hicieron de la violencia su única forma de existencia y hasta prestaron a sus hijas para complacer el apetito de los paramilitares que acogieron.

 Esta foto con varios varios líderes y dirigentes políticos ha circulado en las redes sociales y se ha bautizado como “los chiches” de la corrupción
 Además de los aspectos ambientales como que no existen fuentes hídricas y no llueve hace más de 3 años en algunos lugares, está el cierre de la frontera con Venezuela por orden del Nicolás Maduro, y donde trabajaban en diversas labores de ordeño, exportación de sal, comercio legal e ilegal centenares de guajiros. Adicional, nadie en Colombia ha logrado abrir los puertos hacia el Caribe, la zona insular, de donde por años se nutrieron de bonanzas estos habitantes. Por donde además entraron los migrantes europeos y especialmente árabes siglos atrás convirtiendo esta región de Colombia en una de las primeras multiculturales, con un comercio de telas, café y un sinnúmero de productos que hoy está en poder de otros.

  La Guajira ha sido un departamento históricamente saqueado por sus propios mandatarios. El que más regalías recibía por concepto de la explotación de gas y carbón. Cerca de 1.500 millones de dólares en 25 años. Las estructuras políticas que han gobernado hoy le reclaman al gobierno central atención para sus niños. Esos gobiernos centrales que también han sido por décadas cómplices de la forma como en esas tierras polvorientas y adornadas por el color de los artesanos wayuu, el mar inmenso que bordea las costas, se han turnado el poder para su beneficio.

 Han sido las familias Ballesteros Bernier, Pérez Bernier, Cuello Blanchar, Deluque, y entre otros, el hoy preso ex gobernador Juan Francisco ” Kiko “Gómez, hasta llegar a la elección el año pasado de la conocida como la princesa negra, Oneida Pinto. Casi todos con un fantasma detrás pero no una leyenda, el hombre Marlboro, el ex senador Samuel Santander Lopezsierra, extraditado en 2003 y condenado a 25 años en 2007 por lavado de activos y narcotráfico.

 Tal será la situación de desfalco al erario, que solo en 2014 fue detenido el exalcalde de Maicao, Eurípides Pulido; la ex alcaldesa de Manaure Francisca Freyle terminó por entregarse a la Fiscalía; y la ex alcaldesa de Uribia, Cielo Redondo está prófuga y su hijo hoy es el alcalde de ese pueblo.

 Nota publicada por la periodista Diana Calderón (el país internacional)

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)