¿Podrán los Millennials influir y cambiar la economía mundial?

Jimena Azinovic

Existe una especie de amor-odio a la generación del milenio. Hay fuentes que hablan de una generación narcisista, perezosa y de la que no se puede fiar. Los medios de comunicación se han acostumbrado utilizar estereotipos para cada nueva generación. “La generación perdida”, nacidos entre 1925 y 1945; “los boomers”, nacidos entre 1946 y 1960 o “la generación X”, nacidos entre 1961 y 1980. Esas generaciones evolucionaron y se disiparon con el tiempo.

A la “generación perdida” se la conoció como la “generación más grande”. Los boomers estaban caracterizados por su ambición y sus ganas de trabajar y la generación X era escéptica pero autosuficiente. Así que no es ninguna sorpresa que la generación Y, la del milenio, que ahora está entre los 20 y 30 años, se la conozca como narcisista, con un título universitario y un poco perezosa. Pero es mucho más que eso. Echemos un vistazo a los factores que llevan a esas caracterizaciones. En lugar de señalas con el dedo y culpar, podemos centrarnos en lo que tenemos delante de nosotros. ¿Qué nos ha enseñado el pasado? ¿En qué queremos que el futuro se parezca? Y lo más importante, ¿qué poder tenemos ahora para darle forma a la próxima generación?

“Los millennials son narcisistas”. La actual cultura obsesionada por los selfies no ha ayudado mucho a la hora de crear una buena fama. Sin embargo, con o sin selfie, la palabra narcisista encaja perfectamente en esta generación. El escritor Joel Stein escribió en 2013 para la revista TIME un artículo titulado Millennials: The me, me, me generation. El texto inspeccionaba el panorama para avisar a cualquiera que se atreviera a trabajar con un millennial. En él citaba también un estudio del NIH que revelaba que entre 1982 (cuando la generación X estaba entrando en la edad adulta) y 2009, el narcisismo entre los universitarios aumentó un 58%. Pero el estudio falló en su método. En 2010, un nuevo documento del NIH declaró que la incidencia del narcisismo no estaba aumentando entre los universitarios, sino que simplemente todas las generaciones son más narcisistas que sus mayores cuando están en sus años más jóvenes.

Esta crítica va de la mano con otro criterio común del movimiento anti-milenio: todos tienen una carrera. Los estudios muestran que el 40% de la generación del milenio esperar un ascenso cada uno a dos años. Más que cualquier otra generación, la generación del milenio está deseosa de cumplir y destacar en carreras significativas. Con el auge de la tecnología y todas las empresas que han construido su éxito gracias a la innovación, el concepto de “pagar deudas” para avanzar ha desaparecido. Los millennials quieren trabajar para empresas que están en la vanguardia. Quieren trabajar en empresas que les permitan contribuir y mostrar su talento. Pero, sobre todo, quieren trabajar para un jefe que crea en ellos por ser trabajadores e inteligentes.

Avanzar. Eric Chester, autor de Employing Generation “Why?”, dice: “Los millennials se niegan a cumplir las normas tradicionales y las instituciones consagradas por el tiempo. En su lugar, preguntan, ¿por qué?”. Aunque las formas específicas de participación varían, la generación del milenio ha igualado las generaciones mayores en el voluntariado y en el activismo de los consumidores. Se involucran por causas filantrópicas porque están motivados por el servicio. Por otra parte, la generación del milenio está impulsando el uso de las redes sociales para la participación ciudadana, que está transformando nuestra definición de “comunidad” por completo.

La tecnología se ha convertido en el instrumento para participar con el diverso mundo caótico. Ha facilitado el conocimiento y la comprensión de cómo se vive en otras sociedades y en otras clases socioeconómicas de todo el mundo y, por eso, la generación del milenio tiene todo para cambiar el mundo. Es más consciente de la difícil situación de los demás, amigos y desconocidos por igual. Más allá de todas las teorías que apoyen los anti-millennial, esta generación constituirá el 75% de la población activa en la próxima década. Pero todas las generaciones nos necesitamos. Los mayores ofrecen sabiduría y los pequeños, ideas innovadoras.

¿Qué está haciendo que se hable tanto de los millennials? ¿Qué hacen en sus vidas que los diferencia de los demás?.  Entre otras cosas, se caracterizan por buscar el disfrute en aquello que hacen, saben combinar la vida personal con la profesional y tienen unos objetivos claros para no autoexigirse más de la cuenta.

Jimena Azinovic es Redactora colaboradora en Forbes.es
Gestión de Redes Sociales de Forbes.es

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)