2017 , Otro año político indescifrable que alimentará la polarización , la confusión y el engaño

Francisco Cardona / Editor

Algunos columnistas y escritores de importantes medios del mundo calificaron el 2016 como el año de las sorpresas electores ., de los desatinos políticos y de los increíbles e imposibles y el año de la polarización sin evaluar hechos históricos que han sido determinantes en la crisis económica mundial. Cuando el terrorismo golpeó la institucionalidad por primera vez en el 2001 en los Estados Unidos , por ejemplo, el mundo fue testigo del primer giro económico del nuevo milenio y de la necesidad de polarizar a la opinión pública para atacar un enemigo invisible , guiado por el odio racial y religioso y orquestado desde el medio oriente. Al Qaeda , según relatan los detractores del imperialismo , fue una organización que se entrenó con postulados de la C.I.A. (Agencia Central de Inteligencia) , para cuidar y defender los intereses de los EEUU en Asia y Europa , principalmente. Éstos ataques ocurridos en septiembre del 2001 (9-11) cambiaron y polarizaron la historia y la política mundial.

No existía una vía más rápida y eficaz que atentar contra la nación más poderosa y segura del mundo para obtener una respuesta inmediata y contundente y así dividir la ideología del sistema político y de paso invadir los supuestos precursores del terrorismo. Pero para lograr ese objetivo había, obviamente, que preguntarle al mundo quienes eran los amigos de Estados Unidos para así iniciar la cruenta invasión contra los iraquíes. Una vez más como en la efervescencia política previa a la revolución francesa , la opinión se debatía entre izquierdistas y derechistas. Dos vertientes que de a poco han asfixiado a la democracia. Pero luego de ver una década de barbarie de George W. Bush , Obama llega al poder parar maquillar con notable discurso y decencia la crueldad republicana , dejando fortalecer a Rusia y la nueva faceta del terrorismo en manos de Isis y Estado Islámico.

La inexperiencia y confianza política excesiva de Obama permitió que en el resto del mundo creciera el socialismo como el caso de Latinoamérica y se fortalecieran los grupos de izquierda convirtiéndose hoy en negociadores de paz. En Europa se descompone la Comunidad Económica Europea y parte de Asia cae en manos de crueles dictadores . España es sorprendida por el comunismo de Podemos y Grecia enfrenta la peor crisis de la historia. Dadas éstas condiciones los países buscan a cualquier costo un respiro económico y cae en manos de líderes populistas que surgen como la fórmula salvadora de la democracia.

Acto seguido y ante la negligente diplomacia estancada por una retórica improductiva de Estados Unidos , la crisis económica y política empeora en América Latina. En Centro América , Daniel Ortega , arruina a Nicaragua y se inmortaliza tras su cuarto mandato vitalicio en el poder. Maduro desangra a Venezuela y Colombia está a punto de vender su vida republicana a las Farc. Todo ésto , producto de “los tiempos” que hilvanan las dos potencias que se disputan el poder mundial desde la segunda guerra mundial. Estados Unidos y Rusia siguen apostando al “hacha” para partir y polarizar al mundo y la democracia. Así de simple. No es que el 2016 fue diferente y ajeno al Status Quo y las voluntades populares. Es el principio de otra mareada derechista a partir de Donald Trump en el poder. Se avecinan vientos anti socialistas y como buenos fallowers(seguidores) de la doctrina del ‘Tío Sam’ , nuestros líderes obedecerán como la <<campanilla de perro>> (de Pavlov) los dictados políticos de Trump , Putin y una tercera nación del ‘centro’ ó “neutral” ,seguramente, para amenazar cualquier intento de emansipación proveniente de Korea del Norte , China o el Mismo Japón.

Asi que , el 2017 , será también la sumatoria del mismo contexto histórico que se ha repartido el poder en tandas de ocho y 10 años mientras los tontos útiles del sistema siguen sin descifrar el jeroglífico politico para equilibrar el Estado y la democracia. Con el discurso de despedida de la Casa Blanca de Barack Obama habrá un ingrediente nuevo de polarización que ya trasciende en la opinión pública. Y para terminar no podemos obviar la superdespedida del presidente que se convirtió en el verdadero maestro de la oratoria aprendida de su ex secretaria de Estado Hillary Clinton , seguramente, y ha vendido ante el mundo la imagen impecable de la educación y el respeto por los valores y la familia frente a la nueva fachada despótica y ruda de otro novicio que va al “grano” del asunto y que llama las cosas por su nombre y al “pan pan y al vino , vino” . Un antes y un después que seguirán polarizando a la opinión pública mundial.

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)