Real Madrid alza la duodécima Champios League

El Real Madrid venció este sábado 1-4 a la Juventus de Turín para llevarse el título en la Liga de Campeones de Europa en la final de Cardiff.

Los madridistas se adelantaron por medio de Cristiano Ronaldo en el minuto 20, pero los italianos respondieron con un golazo de Mario Mandzukic en el 27.

Ya en la segunda mitad el equipo de la capital de España resolvió el partido en dos minutos con tantos de Casemiro y el segundo de Ronaldo.

La Juventus jugó los seis últimos minutos del encuentro con 10 hombres, ya que el árbitro expulsó a Juan Cuadrado, después de haberle puesto dos tarjetas amarillas.

Con el juego prácticamente sentenciado y al borde del tiempo reglamentario, Asensio puso el definitivo 4-1.

Cristiano Ronaldo/GETTY IMAGES
Image captionEl portugués Cristiano Ronaldo marcó dos goles de los cuatro del Real Madrid.
Los blancos, que defendían título, sumaron “la duodécima” orejona y ahora lideran aún con mayor distancia la tabla histórica de la Copa de Europa, en la que los sigue el AC Milan, con 7 títulos.

El Real Madrid ya había ganado 11 de las 14 finales que había disputado anteriormente. Una de ellas, la séptima, fue precisamente ante la Juventus, en 1998.

  • En 2016 también ganó el campeonato, frente al Atlético Madrid.

Cristiano Ronaldo, que terminó la noche como el héroe del Madrid, sumó su tercera victoria en una Champions League con el club español y cuatro en total. Además, con 12 goles anotados durante toda la temporada, quedó como máximo goleador del torneo.

La “Vecchia Signora” continúa con su mala racha en las finales. De nueve disputadas, sólo ha ganado dos.

Convertido en una máquina de ganar,


dejó otra huella para la posteridad en su exclusivo viaje lunar por la competición de clubes más prestigiosa del universo. En Cardiff se entronizó  y no solo por su 12º podio. Por su doblete tras 59 años y por enganchar dos Copas de Europa 57 años después. Por sumar tres títulos en cuatro años. Por no ser ya un Madrid galáctico, sino una cofradía zidanesca justo en el curso de menor gasto, lo que revela que el fútbol no tiene precio. Por todo ello, no caerá en el olvido y se rebobinará de generación en generación que en una noche bajo techo en Cardiff, otro Madrid glorioso arrolló a la Juventud , que no es un equipo de monaguillos, sino una orden de pretorianos con el imponente Buffon canonizado.

Le costó madrugar al Madrid, que entró en el partido algo pasmado, poco reconocible. Como si no encontrara su lugar en la final. Sí la Juve, con un juego más directo y concreto. No se engaña, tiene metabolizado hasta el hueso lo que puede y no puede hacer. Rema por fuera con Alves y Alex Sandro y deja el embudo para el habilidoso Dybala y el geométrico Pjanic. Del revuelo general se encarga Mandzukic. No es Nureyev con botas, aunque lo pareciera con su imprevisto golazo, pero combate con su sombra. Carvajal tuvo lata. Sin más, la escuadra italiana tuvo mayor tonelaje. El Madrid no dio con su equipaje. No tuvo hilo suficiente con Isco, que quiso capotear por aquí y por allá. Modric se contuvo más de la cuenta y Marcelo apenas pareció Marcelo. Aislados CR y Benzema, sometidos por el macizo juventino —Barzagli, Bonucci y Chiellini—, solo Kroos tuvo miga. Como consecuencia del envite italiano, Pjanic puso contra las cuerdas a Keylor a los seis minutos. El portero, con guante de plomo, reaccionó muy bien. Un aviso de que la Juve ya no solo vive en las barricadas.

tercer y definitivo gol del Real a través de Ronaldo . Luego Ascencio marcaría el definitivo 4-1

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)