Explosión en Centro de Bogotá deja tres muertos y decena de heridos

Colprensa /Bogotá

Las víctimas inocentes del atentado terrorista de este sábado en Bogotá fueron las mujeres que se encontraban a esa hora en el baño del segundo piso del centro comercial Andino.

Tres perdieron la vida: Julie Huynh, de 23 años, una francesa que llegó a la ciudad a dictar clases de francés en medio de un trabajo social, a través de una fundación ubicada en un barrio popular del sur de la ciudad.

La información preliminar señala que la joven estaba realizando labores de voluntariado en un colegio de una zona popular al sur de la ciudad. En su página de Facebook, figura que el 8 de junio viajó desde Cuba a Bogotá, así como varias fotos de su labor social.

En su cuenta de Twitter, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, escribió: “Julie Huynh, joven francesa de 23 años muerta en atentado, llevaba 6 meses trabajando como voluntaria en colegio de sector popular”.

Las otras dos víctimas son Ana María Gutiérrez de 27 años y Lady Paola Jaimes de 31, quienes también perdieron la vida como consecuencia de las lesiones sufridas por la bomba que, al parecer, fue instalada detrás de uno de los sanitarios.

Entre tanto, en la noche del sábado el estado de salud de Pilar Molano Villamizar, de 45 años, era delicado puesto que según el reporte médico su salud es “crítica de máxima gravedad”. Lo que se sabe es que sufrió una fractura de fémur con riesgo de perder su pierna.

La noche del sábado la paciente fue intervenida de urgencia por la gravedad de las heridas.

Expertos ortopedistas y un cirujano vascular estuvieron al frente del caso para tratar de salvarle la pierna. Por lo pronto es necesario esperar los resultados de la intervención.

Varios testigos que presenciaron los hechos, rompieron en llanto a ver el sufrimiento de las mujeres con las graves heridas, en especial lo ocurrido a Pilar Molano Villamizar, que generó solidaridad y rechazo con los autores de este hecho.

Al momento de la explosión, las paredes metálicas de los baños se doblaron como hojas de papel debido al poder de la bomba explosiva, lo que afectó también a otras personas que se encontraban en los alrededores.

Por su parte el Secretario de Salud del Distrito, Luis Gonzalo Morales, conmovido con esta acción terrorista, dijo que “este es un atentado miserable contra las mujeres. La manera como vi que quedaron, mutiladas, produce un dolor indescriptible. Se me salieron las lágrimas como si fueran mis propias hijas”.

Hasta la noche del sábado, se esperaba la llegada de más pacientes por traumas acústicos así como por trauma psicológico.

   

   

 

Ataques aislados

Bogotá en los últimos meses ha sido blanco de varios atentados. El 29 de diciembre del año pasado, fue atacado un grupo de policías en el sector de Torca, en el norte de la ciudad. En este hecho perdió la vida un auxiliar de la Policía y otros seis resultaron heridos. El hecho fue atribuido al Eln.

Posteriormente, el 18 de enero, se produjo una explosión en la carrera Séptima con calle 34, que dejó dos heridos.

El pasado 19 de enero, en el céntrico barrio La Macarena, un artefacto explotó junto a un grupo del Esmad. El saldo fue de un muerto y 26 heridos. Se lo atribuyó el Eln.

Luego, el 18 de febrero, estalló un artefacto en un restaurante en el sector de Palermo y una persona resultó herida. Allí mismo, días antes, fue detonado un petardo que provocó heridas a siete personas.

Otras Agencias 

La Clínica Country de Bogotá informó que dos pacientes que habían sido trasladadas a sus instalaciones murieron, mientras que el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa, confirmó el fallecimiento de una tercera.

El centro médico identificó a las víctimas como Ana María Gutiérrez, de 27 años, y Lady Paola Jaimes Ovalle, de 31 años.

Peñalosa, por su parte, informó que la otra víctima fue la francesa Julie Huynh, de 23 años. La joven “llevaba seis meses trabajando como voluntaria en un colegio de sector popular”, escribió en su cuenta de Twitter.

La policía dijo que el explosivo había sido puesto detrás de uno de los inodoros en un baño de mujeres y que los técnicos están verificando qué tipo de artefacto era.

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, declaró en la noche desde el lugar del ataque: “Nuestros corazones están con las familias de las victimas, nuestras más sinceras condolencias”.

Santos afirmó que no hay ahora indicios claros sobre quién pudo haber sido responsable”, y agregó que no quiere hacer especulaciones al respecto.

“Es un acto vil, cruel, cobarde y no vamos a descansar hasta capturar a los responsables”, dijo el presidente.

Peñalosa dijo en Twitter que el incidente había sido un “atentado terrorista cobarde”, al tiempo que la Fiscalía de Colombia anunció que “fiscal antiterrorismo asumió investigación por explosión”.

La policía, asimismo, asignó una unidad especial que investiga el caso.

Las inmediaciones del edificio están acordonadas y en el sitio hay bomberos y ambulancias, señaló Natalio Cosoy, corresponsal de BBC Mundo en Bogotá.

El secretario de Seguridad de la ciudad, Daniel Mejía, le dijo a BBC Mundo que agentes de la policía están verificando el material de video captado por las cámaras instaladas en el centro comercial como parte de la investigación.

El centro comercial Andino está ubicado en una zona turística de la ciudad, rodeada de bares y restaurantes que suelen ser muy concurridos durante el fin de semana, señaló el corresponsal Natalio Cosoy.

“Este sábado en particular era además el día previo al feriado del Día del Padre y el inicio de un fin de semana largo que dura hasta el lunes”, apuntó.

En este sentido, durante sus declaraciones desde el centro comercial, Santos llamó a la unidad a los colombianos y a “no dejarse amilanar”: “No debemos entrar en pánico, porque eso es lo que quieren los terroristas”.

Y agregó: “Celebren normalmente el Día del Padre con sus familias”.

ver video

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)