¿Qué se sabe sobre el accidente de Guatapé?

 

¿Por qué se hundió la lancha el “almirante” de Guatapé con 170 personas?

Enfoque Periodístico/New York

La tragedia pudo ser peor de no ser por la ayuda y auxilio de las moto lanchas y varias embarcaciones que estaban cerca al ” almirante” que en medio de la fiesta turística del fin semana se hundió ante la mirada de miles de visitantes de uno de los sitios más visitados por turistas en el noroeste de Colombia. 6 muertos y 16 desaparecidos reportan hasta el momento las autoridades.

Según el reporte de Carlos Iván Márquez Pérez, director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastre, informó que 133 personas han sido rescatadas, pero aún hay 16 desaparecidos.

Dijo que 25 expertos participan en las labores de rescate, que se concentran en la parte perimetral de la embarcación, y que pese a las dificultades esperan concluir en las próximas horas.

Por el momento se desconoce la identidad de las víctimas, de qué nacionalidad son los turistas y qué provocó el hundimiento de la embarcación.

Imágenes en redes sociales muestran al barco turístico “El Almirante”, de cuatro pisos, hundiéndose y numerosas embarcaciones particulares acercándose para ayudar y transportar a los pasajeros.

Juan Quiroz, un empresario de la zona que grabó un video del accidente, le dijo a BBC Mundo que el barco tardó 5 minutos en hundirse, en una zona del embalse que tiene unos 45 metros de profundidad.

Testigos entrevistados por medios de comunicación locales dijeron que los pasajeros que naufragaron no llevaban chalecos salvavidas.

La periodista Sally Palomino del diario español El País informó en su cuenta de Twitter: “Hace un mes mi mamá y yo nos subimos a ese mismo barco, pedimos chalecos y nos dijeron ‘exageradas'”.

Una de las sobrevivientes fue Nora Raquel Pérez, quien visitaba Guatapé en un paseo de 20 personas y le dijo al diario regional El Colombiano que el barco dejó el muelle de manera normal, navegó casi un kilómetro y de un momento a otro comenzó a fallar.

“El capitán nos dijo que nos moviéramos hacia la derecha del salón, luego gritó que corriéramos hacia el otro lado y, por último, hacia adelante. Pero se estaba inundando por todos lados”, relató Pérez al medio local.

“Mi primo rompió uno de los vidrios panorámicos del barco y ambos nos lanzamos al agua. Yo no sabía nadar. No sé cómo floté. Es un milagro que quedé con vida”, añadió.

Asistencia inmediata

Otras embarcaciones que se encontraban en el lugar se acercaron de inmediato a brindar asistencia.

“Siete pacientes fueron dados de alta y quedan 13 pacientes, de los cuales unos tiene un trauma torácico cerrado, que requiere una mayor observación”, agregó, y explicó que no lo remitieron a otro centro de mayor complejidad por el riesgo que puede tener transportarlo. Los demás, señaló Montoya, tienen heridas leves o presentan crisis nerviosas.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, escribió en Twitter: “Frente a emergencia en Guatapé, @FuerzaAereaCol y organismos de socorro atienden situación. Estamos prestos a brindar asistencia requerida”.

En particular, la Fuerza Aérea colombiana envió un helicóptero “hacia Guatapé para apoyar la emergencia presentada por el naufragio de una embarcación con alrededor de 150 personas”, informaron en un comunicado. El Ejército, por su parte, informó que envió dos helicópteros “con personal experto en rescates y buzos de la Armada Nacional”.

Guatapé se encuentra en Antioquia, al este de Medellín, a unos 79 kilómetros en carretera. En la represa distintas compañías realizan paseos guiados para turistas.

El relato de sobrevivientes (el colombiano)

Nora Raquel Pérez una de las sobrevivientes de la tragedia le confirmó a EL COLOMBIANO que el barco había salido hacia 5 minutos desde el muelle del malecón. Ella estaba junto a su primo en el segundo piso de El Almirante y cuando el barco se comenzó a hundir el capitán les dijo a todos los ocupantes que se movieran a un lado de la embarcación, luego al otro y por último adelante, cuando el barco se hundió.

Nora Raquel dice que el capitán fue el primero en lanzarse del Almirante a las aguas de la represa y les pidió a todos que se lanzarán. El primo de ella rompió el vidrio de la embarcación y se lanzaron al agua. “Yo no sabía nadar y no sé cómo floté”, afirmó Pérez.

La mujer sobreviviente de esta tragedia hacía parte un paseo de dos familias del barrio El Paraíso de Bello que querían conocer la represa de Guatape. Según afirmó Nora Raquel los organismos de socorro se demoraron mucho en llegar y ahora ella se encuentra en el refugio de rescatados donde espera que sus familiares le lleven ropa seca. “Tengo hipotermia y estoy esperando a mis familiares”, indicó Nora Raquel, que denunció que al capitán del barco no lo volvieron a ver.

Éder Tobón, otro sobreviviente afirmó que al barco se le fue la luz antes de sonar la alarma. “Comenzamos a escuchar un sonido muy fuerte al lado de la tienda y el baño de los hombres. Una de las muchachas que estaba atendiendo en la tienda se asomó y empezó a gritar y el agua comenzó a entrarse toda de una. La gente no dejaba que subieramos a los niveles de arriba y a mí me tocó coger dos niños y esperar que el barco se hundiera”, relató Tobón.

Los sobrevivientes afirman que habían pocos salvavidas. “El barco se hundió y cuando yo salí ya había mucha gente con icopores, las lanchas llegaron y las personas que estaban en el tercer y cuarto piso les quedó más fácil porque las lanchas estaban alrededor. La cabina de los salvavidas estaba en la mitad del segundo piso. Yo fui con un joven a romperla pero solo pude coger mi icopor”, afirmó Tobón que agregó que los icopores se rompían muy fácil.

“Fue horrible, muy poca seguridad y malas condiciones”, indicó otra sobreviviente identificada como Ana Milena García. “Ese barco ya se había dañado anteriormente y había mucha gente para un barco qu no estaba en condiciones”, aseguró Tobón.

El Almirante habría sufrido otros dos naufragios

Lancheros de la represa de Guatapé dijeron a EL COLOMBIANO que este barco “El Almirante”, el más grande de la represa, habría presentado antes otros dos naufragios, el primero cerca a la Isla de la Fantasía donde se pudo evitar una tragedia por la cercanía de profesionales de la marina; y un segundo naufragio cerca del Malecón y que también fue controlado, aseguran lancheros.

Personal de los organismos de socorro denunciaron que al parecer dentro de esta embarcación no era una obligación portar siempre los chalecos salvavidas lo que habría salvado a muchas más personas de la tragedia.

Autoridades atienden la tragedia

Ambulancias de todos el Oriente han llevado decenas de personas que naufragaron en el barco a hospitales. La Fuerza Aérea también indicó que tiene un Helicóptero Ángel para apoyar el rescate.

Así mismo, Bomberos Rionegro confirmaron que un grupo de buzos se encuentran en el lugar del naufragio buscando más personas desaparecidas apoyados por una luz, pues la oscuridad de la noche a dificultado las labores de rescate. Se indicó además que la Policía de Carreteras cerró todos los accesos a Guatapé para atender la emergencia.

La Policía cerró también el acceso a la represa mientras una gran cantidad de personas se agolpan en el Malecón para esperar noticias sobre sus seres queridos desaparecidos.

Por su parte, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez informó que el capitán de bomberos Medellín y diez buzos del grupo de socorro se encuentran en el lugar, además de dos unidades de rescate, una ambulancia y una unidad de comando Cruz Roja Medellín.

La red de hospitales en el Oriente antioqueño también se encuentra activada para atender a las personas que fueron rescatadas de la tragedia.

La Alcaldía de Guatapé, por su parte, decretó tres días de duelo donde se izará el pabellón a media asta y no se podrá emitir música en ningún establecimiento de comercio por la tragedia ocurrida.

La administración municipal también publicó un listado de 17 personas que se encuentran estables en el Hospital la Inmaculada de Guatapé:

Video

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)