Opción militar no es la solución a la crisis de Venezuela : mandatarios de América Latina

LIMA/CARACAS (Reuters) – Varios países de Latinoamérica rechazaron el sábado las amenazas de uso de la fuerza por parte de Estados Unidos, luego de que el presidente Donald Trump dijera que su administración no descarta un enfoque militar para lidiar con la crisis en Venezuela.

Como parte de su retórica “antiimperialista”, Caracas ha afirmado por largo tiempo que funcionarios estadounidenses están planeando una invasión, aunque hasta ahora Washington no había hecho un pronunciamiento tan enfático sobre una opción militar para el país petrolero.

A pesar de hacer énfasis en que coinciden en que el Gobierno socialista de Nicolás Maduro ha abandonado el orden democrático, Perú, México y los países que conforman el bloque Mercosur -Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay-, rechazaron la opción bélica en Venezuela y abogaron por una solución diplomática. [nL2N1KY023] [nL2N1KY058]

Colombia, un cercano aliado de Estados Unidos en la región, también hizo votos por una “salida pacífica y negociada”.

“Todas las amenazas extranjeras o domésticas de recurrir a la fuerza socavan la meta de reinstaurar la gobernanza en Venezuela, así como los principios consagrados en la carta de las Naciones Unidas”, dijo el canciller peruano Ricardo Luna, en un mensaje enviado en exclusiva a Reuters.

Así mismo, el Gobierno socialista de Venezuela emitió un comunicado de repudio el sábado, donde calificó las declaraciones de Trump como “insólitas” y “hostiles”. El ministerio de Defensa del país ya las había calificado como “un acto de locura”. [nL1N1KY022]

“La temeraria amenaza del presidente Donald Trump pretende arrastrar a América Latina y el Caribe a un conflicto que alteraría permanentemente la estabilidad, la paz y la seguridad de nuestra región”, dijo el canciller venezolano Jorge Arreaza, leyendo el comunicado.

Venezuela atraviesa una severa crisis política y económica, con escasez de alimentos y medicinas, inflación, recesión y protestas antigubernamentales que llevan más de cuatro meses y en medio de las cuales han muerto más de 120 personas.

El presidente dice que los opositores de derecha están detrás de una conspiración que busca desbancarlo.

“FUSILES A NUEVA YORK”

Caracas, 12 ago (EFE).- Nicolás Maduro Guerra, hijo del gobernante venezolano, Nicolás Maduro, alertó hoy al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que el país petrolero respondería con “fusiles en Nueva York” y tomaría la Casa Blanca en caso de una invasión militar estadounidense a la “patria de Bolívar”.

“Si se diera el supuesto negado de mancillarse el suelo patrio los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump, tomaríamos la Casa Blanca, (porque) hasta Vietnam se quedaría pequeño”, dijo Maduro Guerra en una sesión ordinaria de la Asamblea Constituyente, de la cual es miembro.

“Pero no es lo que queremos, nunca hemos sido ni seremos gente de guerra (…), métase en sus asuntos, solucione sus problemas, señor Trump”, añadió.

Trump dijo ayer que su Gobierno no descarta una “opción militar” para resolver el “lío muy peligroso” que atraviesa Venezuela, sumida en una oleada de protestas antigubernamentales que ha dejado más de 120 fallecidos.

“Tenemos tropas por todo el mundo, en lugares muy, muy alejados. Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y está muriendo”, señaló el jefe de Estado estadounidense.

Dos días antes, el presidente Nicolás Maduro había girado instrucciones a su recién nombrado canciller, Jorge Arreaza, para que se concertara una reunión o conversación telefónica con su homólogo de los Estados Unidos, que la administración Trump ya negó.

El hijo del presidente Maduro hizo un llamado a la “unidad” del país y pidió a los jóvenes del mundo, incluidos los estadounidenses, unirse a la “lucha” de Venezuela.

Además, criticó el “silencio estruendoso”, de la oposición venezolana, a la que acusó de no rechazar los dichos del presidente de los Estados Unidos.

“Ese silencio habla por sí solo”, indicó.

No obstante, algunos líderes opositores han repudiado una posible intervención militar en el país, si bien la plataforma que les agrupa, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), aún no se ha pronunciado.

En tanto que los Gobiernos de Colombia, México y el Mercado Común del Sur (Mercosur) han señalado que la solución en Venezuela no pasa por las armas.

Aunado a la tensa situación política, Venezuela sufre una severa crisis económica que se refleja en una rampante inflación y la escasez de alimentos básicos y medicinas.

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)