EEUU aprueba duras sanciones financieras contra la dictadura de Venezuela

WASHINGTON, 25 AGO – El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva para imponer “fuertes y nuevas sanciones financieras contra la dictadura en Venezuela”. Lo anunció la Casa Blanca.

De esta manera, Estados Unidos impuso una prohibición a las operaciones con bonos venezolanos, arrebatándole al gobierno de Nicolás Maduro el principal instrumento de financiamiento que tenía para mantenerse a flote en el marco de una aguda crisis de liquidez.

Expertos, citados por medios locales, subrayaron que “la decisión, que también propina un duro golpe a los engranajes de corrupción que sostienen al madurismo, equivale a quitarle la tarjeta de crédito que usaba el gobierno para poder cumplir con sus obligaciones externas y compensar el colapso de la economía venezolana”.

“La decisión del régimen de crear una Asamblea Constituyente ilegítima —y, más recientemente, de que ese órgano usurpe los poderes de la Asamblea Nacional que fue elegida en forma democrática— representa un quiebre fundamental del orden constitucional legítimo en Venezuela”, agrega el texto.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, explicó que uno de los objetivos de las sanciones es restringir el acceso de Venezuela al mercado de deuda estadounidense.

Las medidas llegan dos días después de que el vicepresidente Mike Pence volviera a recalcar la necesidad de una solución pacífica y negociada a la crisis que atraviesa el país bolivariano. También enfatizó, como ya ha hecho la Casa Blanca en otras ocasiones, la importancia de trabajar en coordinación con sus aliados latinoamericanos, a quienes Pence visitó la semana pasada. Pese a que Trump llegó a sugerir que una solución militar estaba también entre las posibilidades, numerosos mandatarios americanos rechazaron esta idea.

Washington continúa así, sin prisa pero sin pausa, su presión al régimen chavista que desde hace meses ha realizado maniobras ilegales para aferrarse al poder. El último de estos gestos sucedió la semana pasada, cuando la Asamblea Constituyente de Maduro despojó de sus funciones al parlamento electo venezolano, controlado por una mayoría opositora.

Reacciones del régimen chavista

Como previamente auguraban los analistas y mandatarios , e incluso la misma Casa Blanca , Venezuela acusó hoy a Estados Unidos de ir contra sus ciudadanos con las nuevas sanciones financieras y pidió respaldo a la comunidad internacional ante lo que considera la “peor agresión” contra el país en dos siglos.

Desde la sede de la ONU, donde se encontraba cuando EE.UU. anunció los castigos, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, denunció la decisión y cuestionó sus intenciones.

Sobre estas medidas del “imperio”, Nicolás Maduro culpó al presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges y “a la derecha apátrida” por actuar en complicidad con el magnate republicano.

“Julio Borges es la cabeza para que se impongan decisiones a Venezuela que causen daños económicos y energéticos. Hay que ser bien traidor a la patria para pedir intervención militar y bombardeo como está haciendo la oposición venezolana”, comentó durante el inicio de su discurso de este viernes , han publicado hoy los pocos medios venezolanos.

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)