Miles de danmificados y castastróficas inundaciones ha dejado el huracán “harvey” en Texas

Según las primeras estimaciones, los daños suman unos 20.000 millones de dólares por la destrucción de automóviles, embarcaciones, casas, edificios públicos, árboles caídos, mientras que alrededor de 300.000 personas quedaron sin energía eléctrica en sus hogares

EP Internacional/ agencias

“Inundaciones catastróficas que ponen en peligro la vida”. Con esas palabras el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) describió la amenaza que enfrenta el estado de Texas tras la llegada del huracán Harvey.

La poderosa tormenta se cernirá sobre la región durante varios días durante los cuales se esperan lluvias torrenciales que pueden dejar hasta 101 centímetros de agua en algunas áreas de la costa media y alta del estado.

En algunos lugares, ya dejado más de 25 centímetros de lluvia.

Además, el NHC advirtió que las zonas de costa también sufrirán inundaciones por las olas provocadas por la tormenta durante la etapa de marea alta.

Así llegó “harvey” a Texas con categoría 4

Harvey es la mayor tormenta en llegar a territorio de Estados Unidos en los últimos 13 años.

Además de golpear con vientos de hasta 215 kilómetros por hora de velocidad, se registró una elevación del nivel del agua en 3,5 metros.

Tras tocar tierra, Harvey fue degradado a huracán de categoría 1, pero no por ello su potencial destructivo está anulado.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) informó que, tras haber alcanzado categoría 4 el viernes por la noche, Harvey se iba debilitando rápidamente. Persiste sin embargo el peligro de inundaciones, ya que las intensas lluvias continuarán por varios días. Hasta el momento no se informaron de víctimas fatales entre las tres millones de personas alcanzadas por el temporal, muchas de las cuales debieron ser evacuadas. Se registraron en cambio algunos heridos, además de cuantiosos daños económicos. Una vez que pasó lo peor, las autoridades tejanas comenzaron a evaluar los daños en las diferentes comunidades golpeadas.

Según las primeras estimaciones, los daños suman unos 20.000 millones de dólares por la destrucción de automóviles, embarcaciones, casas, edificios públicos, árboles caídos, mientras que alrededor de 300.000 personas quedaron sin energía eléctrica en sus hogares. Las autoridades decretaron además el cierre de las refinerías petroleras, una millonaria pérdida teniendo en cuenta que los pozos petroleros tejanos garantizan un tercio de la capacidad de refinación de Estados Unidos.

El “Oil & Gas Journal” informó que las compañías petroleras evacuaron a todo su personal de las 86 plataformas que se encuentran en el Golfo de México.

Charles Wax, el alcalde de Rockport, la ciudad de Texas en la que anoche Harvey tocó tierra cuando había alcanzando categoría 4, dijo que el meteoro provocó una”devastación generalizada” en su comunidad. Wax declaró a The Weather Channel que “algunas casas, escuelas y negocios fueron fuertemente dañados o incluso completamente destruidos”.
Esta mañana se registraron en Rockport los primeros rescates de personas atrapadas en un centro de ancianos, luego que el techo de un edificio resultó destruido.

Harvey, el huracán más poderoso que llegó a Estados Unidos desde el Katrina en 2005, tocó tierra en la localidad de Rockport anoche las 22.00 locales (03.00 GMT del sábado), con vientos máximos de 215 km/h. Al mismo tiempo, alrededor de 4.500 detenidos de la prisión de Rosharon, al sur de Houston, fueron evacuados, informaron fuentes de la penitenciaría.

Mientras tanto, unas 15.000 personas a bordo de tres cruceros de Carnival Cruises que tenían previsto retornar este fin de semana al puerto de Galveston, fueron desviados por el huracán.

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)