Un “muro” para Nueva York , la exposición de Bosco Sodi

El reconocido artista visual BOSCO SODI, nacido en Ciudad de México, expuso en la Gran Manzana su obra titulada “MURO”, el pasado 7 de Septiembre.

EP New York/ Gustavo Lugo


  

Actualmente Bosco Sodi reside y trabaja en Nueva York, Barcelona, Berlin y Ciudad de México.

Desde el inicio ,  sus obras provocan reflexión sobre la fisión de lo natural y lo material.

En cada pieza, Bosco Sodi, busca encontrar los elementos espirituales y materiales de una manera orgánica, lo que hace que sus obras sean reconociadas a nivel internacional.

En el año 2007 , Bosco Sodi recibió el premio ARTIST IN RECIDENCY TOKIO WONDER SITE, en la cuidad de Tokio Japón.

Sus obras y colecciones se encuentran en reconocidos museos como;

Fundacion Coleccion Jumex en México D.F.

Theo Collecction, en la Habana Cuba

Colección de Arte Contemporáneo Hotel Amister

Colección Irene Cabez, Ignacio muñoz

Colección “Olor Visual” Ernesto Ventos Omedas , Barcelona España

Fundación luis Barragán, Vitra Museum Suiza

Fundación F.C. Barcelona

Obras como, Barcelona, Organic 2004, Organic 2009, Organic Work, con técnica mixta sobre papel y lienzo , son el deleite de los conocedores de arte.

Bosco Sodi, comenzó a construir su obra ‘MURO”, el 7 de septiembre en Washintong Square Park en Nueva York, con 1.600 ladrillos frabricados y traidos de Oaxaca Mexico, con el propósito de enviar un mensaje bien claro: Que cualquier muro que se construya. igualmente ,  puede ser desmantelado.

A las 7 de la mañana BOSCO SODI, colocó su primer ladrillo y con la ayuda de voluntarios dio inicio a la construcción de su obra y a medida que pasaban las horas se apreciaba el ancho, largo y alto del Muro, ante la mirada de turistas , inmigrantes y Neoyorquinos.

La obra “el muro” sirvió para que algunos estudiantes de una escuela cercana al lugar y acompañados de sus profesores tomaran notas y ayudaran a construir el simbólico ‘MURO’.

Cadenas de televisión como Azteca New York, medios de comunicación, fotógrafos, artistas y turistas plazmaban sus recuerdos de esta importante obra.

Bosco Sodi, culminó su ingeniosp trabajo artístico colocando el último ladrillo ante los ojos de miles de asistentes, que pudieron verla terminada con unas dimensiones de 2 metros alto por 8 metros de largo. Posteriormente,  una vez logrado su objetivo, invitó a los asistentes y participantes  a remover el simbólico ‘muro’ y , además , logró que cada visitante se llevara un ladrillo de recuerdo con el nombre del artista impreso, gesto que fue aplaudido y agradecido por los asistentes.

    

   

          

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)