Chelsie 0 , Manchester City 1. Los blues están imparables en la Liga Inglesa

Un zurdazo de Kevin De Bruyne entregó la victoria al Manchester City frente al Chelsea en Stamford Bridge (0-1) y permitió que el conjunto que dirige Pep Guardiola se mantenga en lo más alto de la clasificación de la Premier League. El encuentro, tremendamente igualado, no se rompió hasta la segunda mitad cuando el interior belga, tras tirar una pared con Gabriel Jesus, envió la pelota lejos de Courtois con un disparo tan potente como ajustado. Además de la derrota, la mala noticia para el equipo de Antonio Conte, que ocupa la cuarta plaza por detrás del Manchester United y el Tottenham, fue la lesión de Álvaro Morata, que tuvo que retirarse a la media hora de partido por un problema muscular en la pierna izquierda.

Resumen

EManchester City mandó un nuevo mensaje a la Premier League: además de ganar con goleadas, también saben vencer los duelos directos con resultados ajustados. La visita a Stamford Bridge medía a los de Guardiola en una semana marcada por las bajas, pero quedó solventada con el solitario gol de De Bruyne en el segundo tiempo (0-1). Así, los ‘citizens’ dan un golpe encima de la mesa ante un Chelsea que les seguía los talones -los de Conte se quedan a seis puntos- y se mantienen en el liderato de la tabla con un gol de ventaja con respecto al Manchester United.

Guardiola, que nunca en su etapa como entrenador había vencido al Chelsea, no podía contar con Mendy y Agüero, ambos lesionados, lo cual reducía el grado de peligro de sus ocasiones. Por un lado, el lateral francés se había convertido en el objetivo de muchas de las oportunidades que provocaba el Manchester City con sus subidas constantes. Por el otro, el punta argentino es garantía de gol cuando el balón ronda el área rival.

Sin embargo, el Chelsea tampoco recibió buenas noticias a la media hora de choque, ya que Morata sintió un tirón en su pierna y pidió el cambio al momento, poniendo en duda su participación con la selección española en la próxima semana. Su sustituto, para sorpresa de algunos, fue Willian y no Batshuayi, por lo que Conte optó por seguir jugando sin ningún delantero sobre el campo.

El Manchester City tuvo más el balón y estuvo más cerca de marcar un gol durante el primer asalto. Un contraataque de Sterling y un remate de Fernandinho fueron las ocasiones más claras, pero la mayoría del 70% de la posesión fue sin numerosas llegadas a las inmediaciones de Courtois, bien defendido por una poblada defensa: tres centrales (Cahill, Rudiger, Christensen), dos carrileros (Azpilicueta, Marcos Alonso) y tres centrocampistas (Bakayoko, Kanté, Cesc).

Otros resultados de fútbol en el mundo 

El nivel de Silva, excelso en tres cuartos, siguió empujando a los ‘citizens’. Las llegadas comenzaron a ser constantes. Faltaba el remate final. Hasta que el balón le llegó a De Bruyne, que arrancó fuera del área, se acercó a la frontal y soltó un zurdazo al que no llegó Courtois.

En sus últimos 13 partidos, De Bruyne ha producido un total de 13 goles (4 goles y 9 asistencias). Hace unos días, sin ir más lejos, abrió el camino hacia la victoria europea contra el Shakhtar.

Sin aparecer en muchos momentos del partido, la verticalidad del belga y su facilidad para encontrar la portería rival le dieron los tres puntos al Manchester City, que tuvo que defenderse durante el último cuarto de hora. Entró Batshuayi y entró Pedro, todo lo que tenía Conte en el banquillo, pero no llegó el empate de los locales.

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)