Violentos enfrentamientos en España por independencia de Cataluña

EP/New York/ Agencias/ Las votaciones del referéndum ilegal de secesión de Cataluña convocado por los partidos independentistas han arracando este domingo en medio de enfrentamientos y cargas policiales que han provocado 38 heridos, la mayoría leves, porque los Mossos no han cerrado los centros de votación.

El Ministerio del Interior dijo este domingo de elecciones que la policía había comenzado a actuar en varios colegios catalanes para impedir la votación en el referéndum de independencia, mientras se producían tensas escenas ante la actuación policial para cerrar los centros.

“Estas son las primeras urnas y papeletas incautadas por policía, en Barcelona”, dijo el ministerio en su cuenta en Twitter para agregar que los agentes continúan su despliegue en Cataluña.

El Ministerio ha desplegado miles de agentes de Policía y Guardia Civil este fin de semana en Cataluña para actuar contra la consulta que ha sido suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional a petición del Gobierno español.

“Nos vemos obligados a hacer algo que no queríamos hacer”, dijo el delegado del Gobierno central, Enric Milló, en rueda de prensa en Barcelona.

Fuentes de la Fiscalía ya han anunciado que van a actuar contra la policía catalana por comportarse como “una policía politica”. La Generalitat asegura que el 73% de los colegios han logrado abrir, aunque fuentes policiales han incidido en que ningún centro de votación tiene red y que los votos se están anotando en un papel. La Generalitat ha anunciado poco antes de abrir los colegios que permitirá a los ciudadanos votar en cualquier centro, sin sobre y con la papeleta impresa en casa, han lanzado una página web para tratar de activar el voto telemático. El Gobierno ha criticado la pasividad de los Mossos y ha dado por “desbaratado” el referéndum.

De otro lado , ante un centro electoral en Barcelona, se produjeron momentos de tensión ante la llegada de antidisturbios fuertemente armados, a los que varias docenas de personas se dirigieron gritando con las manos en alto y el grito “votaremos”, según un testigo de Reuters.

“Su objetivo (de los agentes) no son las personas que libremente han acudido a expresar su libre opinión, el objetivo es el material electoral”, dijo Milló.

La tensión se repitió en otros centros, incluido el colegio de Girona donde tenía previsto votar el presidente catalán, Carles Puigdemont, y ante el que la guardia civil formó un cordón policial para impedir la entrada.

La mayoría de los 2.315 colegios electorales que el Gobierno regional quiso habilitar para la votación están cerrados, según datos de Interior.

Un

grupo de catalanes en Sant Julia de Ramis se concentraron afuera de un centro de votación para evitar que la policía española entre. Raúl Romeva, un portavoz del gobierno regional catalán, dijo estar confiado en que muchas personas podrán votar a pesar de que la policía nacional española había confiscado nueve millones de papeletas y otros materiales de votación y había detenido a organizadores de la consulta.

Algunos locales permanecían abiertos y se estaba permitiendo votar a través de un “censo universal” que interconectaba los distintos colegios para poder comprobar electrónicamente la validez.

Tema relacionado ¿Cataluña rumbo a la independencia?

“Todo es un engaño, una farsa. Es la primera vez en la historia que a 45 minutos de empezar la votación se cambian las reglas del juego”, dijo el delegado del Gobierno español.

“Todo el mundo que quiera votar lo podrá hacer. Haced lo que os convenza más: todas las opciones son igual de legítimas. Hagámoslo con el civismo de siempre!”, dijo el presidente catalán en su cuenta de Twitte

 

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)