Nueva masacre en EEUU. Pistolero dispara contra concierto desde piso 32 en las Vegas

EP New York / Tan solo han transcurrido un poco mas de un año que Omar Saddiqui Mateen, de 29 años, abrió fuego el 12 de junio de 2016 , contra el local gay “pulse” de Orlando donde fueron asesinadas 49 personas y hubo más de 50 heridos cuando de nuevo otra masacre enluta al pueblo estadounidense.

Un pistolero o francotirador desde el piso 32 de un casino dentro de un edificio en las Vegas disparó contra mileas de personas que disfutaban de un festival al aire libre , matando hasta el momento 58 personas , entre los que se encuentran dos policías e hirió a otras 500 , confirmaron las autoridades la madrugada de éste lunes 2 de octubre.

Posiblemente es el ataque más sangriento realizado y planeado por un pistolero desde la ventada de un hotel de las Vegas en los Estados Unidos donde un supuesto “lobo solitario” en compañía de otra persona sospechosa , dispara a los asistentes de un concierto de música country.

De acuerdo a las primeras investicaciones el agresor y homicida corresponde a un hombre de 64 años de nombre Stephen Paddock quien fue encontrado muerto en la habitación del hotel Mandalay Bay con cualquier cantidad de  armas. Se especula si fue dado de baja por la policía o se habría suicidado , explicó el sheriff Joseph Lombardo.

Paddock se hallaba en el piso 32 del Mandala Bay Hotel y Casino, enfrente del lugar donde se realizaba el concierto Route 91 Harvest Music Festival.

La policía emitió una orden de allanamiento de su casa en Mesquite, a 130 kilómetros de Las Vegas: allí vive posiblemente Mary Lou Danley, una mujer asiática buscada y localizada por los agentes por ser “persona clave” en el caso.

Según testimonios de asistentes al concierto del Route 91 Harvest Festival , poco antes del concierto, una mujer fue retirada del concierto porque perturbaba a los presentes afirmando que “morirán todos”, según refirió una testigo citada por los medios.

Fue alejada de modo que dejara de molestar a todos, pero nadie pensó que sus palabras fueran proféticas , afirmó una testigo, una joven de 21 años que no quiso dar su nombre.

El hotel Mandalay Bay está bloqueado, por pedido de la policía informó MGM, la compañía propietaria. Otros hoteles en el Strip de Las Vegas siguen también cerrados. Fue “un acto de violencia trágico y atroz”, un “acto de cobardía”, afirmó el gobernador de Nevada, Brian Sandoval, al comentar en Twitter el tiroteo de Las Vegas. “Fue más allá de toda posible imaginación, fue horrible”, dijo Jason Aldean, el cantante country que estaba en el escenario cuando se produjo el tiroteo , según información recopilada por Ansa Latina.

Aldean, que según dijeron sus agentes está bien, siguió contando 45 segundos antes de dejar el escenario. El presidente Donald Trump, que expresó sus condolencias, fue informado sobre el tiroteo, que definió como una “tragedia horrible”, afirmó la Casa Blanca.

Así Estados Unidos volvió a recaer en la pesadilla sin fin de los asesinatos masivos, que en la era del presidente Donald Trump habían caído en el olvido. Ahora se relanza con fuerza inusitada el debate sobre la enorme cantidad de armas de fuego distribuidas entre la población civil.

Al allanar la policía hoy la vivienda de Paddock en Mesquite halló otro verdadero arsenal de guerra para sumar al que el atacante transportó al Mandala Bay: fusiles de asalto, pistolas automáticas, maxicargadores y muchas municiones.

Mientras arreciaba la polémica sobre cómo fue posible para Paddock haber ingresado, seguramente en etapas, tantas armas y municiones a un resort, Trump definió lo sucedido como “un acto de pura maldad”, al tiempo que anunció que el miércoles visitará Las Vegas. En principio los investigadores no privilegiaron posibles lazos con un ataque ligado al terrorismo islámico, pero según Site, sitio que monitorea en la web a los grupos radicalizados, el Estado Islámico se habría adjudicado el hecho.

Algunos medios locales sostuvieron además que Paddock se habría convertido al Islam hace algunos meses, cambiando su nombre por el de Samir al-Hajib. Pero el FBI lo desmintió, afirmando que hasta el momento no surgieron vínculos con el terrorismo y con organizaciones terroristas internacionales. Se trataría de un lobo solitario, cuyos móviles faltan descifrar y del que se sabe poco respecto de su pasado, salvo que era una persona aparentemente tranquila y sin antecedentes.

Algo resulta cierto, la capital mundial de la diversión y los juegos de azar seguramente no volverá a ser la misma.
El domingo a la noche, pasadas las 22 horas locales, en la icónica Las Vegas Village la euforia llegaba hasta el cielo en el cierre del “The Route 91 Harvest Festival”, un espectáculo estelar del género Country con tres jornadas de conciertos, a 45 dólares la noche, con miles de fans que pernoctan en sus autos, remolques y bolsas de dormir para no perderse nada.

Muchos de los asistentes más pudientes al evento también se alojaban con verdadera vista panorámica en el Mandala Bay como lo hacía Paddock, aunque desde varios días antes. Según las primeras reconstrucciones de especialistas, el atacante disparó a un ritmo de diez proyectiles por segundo, gracias a un dispositivo de “gatillo de manivela” que permite disparar hasta 700 balas por minuto.

Una lluvia de fuego arrojada sobre la marea humana que divisaba debajo de él, haciendo imposible escapar, aunque muchos al intentarlo resultaron aplastados víctimas del pánico generalizado. En el momento de los disparos ocupaba el escenario el músico Jason Aldean, una estrella absoluta del género country, que quedó inmortalizado al arrojarse al piso en busca de refugio.

La escena final resultó sobrecogedora, como cuentan los testigos y las imágenes: cuerpos esparcidos por todos lados en charcos de sangre, botellas plásticas y cientos de objetos caídos en la fuga precipitada, cabellos, calzados sueltos y teléfonos celulares tirados en total desorden. Al desatarse la cacería sobre los posibles cómplices se centró la atención en Marilou Danley, la pareja de Paddock de su misma edad, que los investigadores determinaron que no estaría involucrada y cooperó con ellos. Ansa Latina

Hace algunas horas las autoridades de las Vegas han solicitado donantes de sangre para cubrir la emergencia médica de los heridos.

El alcalde de Las Vegas, Carol Goodman, y el departamento de policía de esa ciudad, piden a la comunidad local que donen sangre para ayudar a los cientos de heridos en un ataque masivo ocurrido el domingo en la noche cerca del Hotel Mandalay.

“Si nuestra gente quiere ayudar en algo y son personas saludables, por favor, les pedimos que donen sangre”, dijo Goodman durante una conferencia de prensa este lunes.

El Departamento de Policía de Las Vegas pidió a los donantes que pueden hacer su donación de sangre en el Labor Health & Welfare Clinic, ubicado en el 7134 W. Sahara Avenue, en Las Vegas.

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)