Masiva marcha en Barcelona contra la separación de Cataluña

EP New York / agencias/ Una marea humana inundó el centro de Barcelona en defensa de la Constitución y la unidad de España. Bajo el lema Recuperem el seny, la masiva protesta añade una enorme dosis de presión al presidente catalán, Carles Puigdemont, que se plantea hacer mañana en el Parlamento una declaración de independencia. Los manifestantes expresaron su rechazo a un posible diálogo y a una mediación si antes no se restablece la ley en Cataluña. La marcha, convocada por Societat Civil Catalana, resultó histórica por su envergadura y lanza un rotundo mensaje al independentismo de que no tiene el monopolio de la calle. “Sin nosotros no hay solución. Oirán nuestra voz: no van a tener otro remedio: ya no vamos a callar más”, recalcó el manifiesto de la convocatoria.

Fue, según reportan medios españoles, la movilización más multitudinaria hasta la fecha celebrada en la capital de Cataluña en defensa de la unidad de España, con manifestantes procedentes principalmente de todo el territorio catalán y con la participación de dirigentes del varios partidos políticos.

Los contrarios a la independencia de Cataluña salieron hoy por primera vez a la calle en Barcelona, cerca de un millón, según los organizadores, apoyados por Mario Vargas Llosa, quien declaró que “España no va a renunciar a la libertad por una conjura golpista”.

Lo vivido hoy en Barcelona fue, como se dijo, la “salida del armario” de la “mayoría silenciosa”, como se llama a los anti independentistas que hasta ahora no se habían manifestado. Los gritos más escuchados fueron “Viva Cataluña y Viva España”, mostrando banderas de España y la Senyera (la oficial de Cataluña), así como “Puigdemont, a prisión”, en referencia al presidente catalán.

 

La manifestación fue convocada por Societat civil catalana, fundada en 2014 por personas próximas al Partido Popular (PP) del presidente, Mariano Rajoy, socialistas catalanes y el centrista Ciudadanos. Junto a políticos de estos partidos estuvo marchando en la cabecera tras una pancarta en la que se podía leer “Basta, recuperemos la cordura” el escritor peruano Vargas Llosa, quien vivió en Barcelona en los años 70.

“Vamos a demostrar a los independentistas minoritarios que España no va a renunciar a la libertad por una conjura golpista”, declaró el Nobel peruano de literatura al final de la manifestación, abogando, por que “Barcelona vuelva a ser la capital de la cultura de España”.

La manifestación concluyó en la estación de Francia, muy cerca del parlamento catalán, donde el próximo martes el presidente catalán, Carles Puigdemont, podría declarar la independencia de Cataluña avalado por la victoria del “sí” en el referéndum del pasado domingo celebrado sin ninguna garantía. “Se necesita mucho más que una conjura golpista de Puigdemont para destruir 500 años de historia. No lo vamos a permitir”, proclamó Vargas Llosa.

Por su parte, el ex presidente del parlamento europeo Josep Borrell, socialista catalán, dijo que “todos tenemos la culpa de haber callado demasiado” y preguntó a los empresarios que en los últimos días han abandonado Cataluña si “no lo podíais haber dicho antes”. Esto, añadió, “no lo arreglaremos tomando decisiones unilaterales. Estamos al límite de lo que puede ser un enfrentamiento civil. Paremos, recuperemos la cordura. Tenemos derecho a vivir tranquilos”. Borrell dijo que “Cataluña no es una colonia, no es un estado ocupado militarmente, no es como Kósovo” y concluyó: “No levantemos más fronteras porque bastante dolor hemos tenido que soportar para construirlas”.

Por su parte, Mariano Rajoy, dice hoy en una entrevista en el diario El País que “España no se va a dividir (…). Emplearemos para ello todos los instrumentos que nos da la legislación”. Rajoy no descarta suspender el autogobierno de Cataluña, como le permite el artículo 155 de la Constitución, en caso de una declaración de independencia por parte de Puigdemont.

“Yo no descarto absolutamente nada. Todo a su tiempo”, manifiesta Rajoy. Respecto a la mediación internacional solicitada por Puigdemont, Rajoy responde: “No necesitamos mediadores (…) Se habla además de que hay que negociar. Pero es que la unidad de España no se negocia. Y además no se puede negociar con la amenaza de romper la unidad de España”. 

AP, Ansa, EP Internacional, bbc
   

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)