Más de 300 muertos por terremoto en Irak e Irán

EP New York / Agencias / TEHERAN, 13 NOV – El fuerte terremoto de 7,2 grados que golpeó el domingo la frontera entre Irak e Irán causó al menos 399 muertos y más de 2.530 heridos, dijeron autoridades.

El mayor número de víctimas se reportó en la república islámica, con 328 víctimas, mientras en el Kurdistán iraquí el balance asciende a 11 fallecidos. La localidad más golpeada es la de Sarpol-e Zahab. En la provincia iraní de Kermanshah se declararon tres días de luto.

Las autoridades dispusieron el cierre de las escuelas y las universidades en esa provincia, donde fueron llamados a presentarse al trabajo todos los empleados estatales.

“El objetivo de los responsables es el de acelerar las ayudas y socorrer a las personas atrapadas bajo los escombros”, dijo la guía suprema iraní, Seyyed Ali Khamenei, citado por la agencia de noticias Irna.

El ayatolá, en un mensaje al país, pidió al ejército y a los guardias de la Revolución (Pasdarán) intervenir en las áreas golpeadas por el sismo.

Según estimaciones de Naciones Unidas, aproximadamente 1,8 millones de personas viven a 100 kilómetros del epicentro.

En el lado iraquí la zona más afectada fue el pueblo de Darbandikhan, en la región del Kurdistán.

La mayoría de las víctimas, sin embargo, están en la población iraní de Sarpol-e Zahab, a unos 15 km de la frontera, informó el director de los servicios de emergencia de Irán, Pir Hossein Koolivand.

Según los rescatistas, muchas personas siguen atrapadas entre los escombros, por lo que el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas.

Las tareas de rescate se están viendo obstaculizadas por la obstrucción de algunas carreteras rurales, lo que impide llegar a las poblaciones afectadas, explicó Koolivand.

Además, las comunicaciones telefónicas y el sistema eléctrico también quedaron interrumpidos en algunas ciudades.

“Al principió pensé que era una gigantesca bomba. Pero luego oí a todo el mundo gritar ‘¡Terremoto!'”, le contó a la agencia Reuters Majida Ameer, una madre de Bagdad.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el movimiento se registró a las 18:18 (GMT) y su epicentro se situó cerca de la ciudad iraquí de Halabja, en la región del Kurdistán fronteriza con Irán, y a una profundidad de nada más 33,9 kilómetros.

EFE/AP/REUTER/GUETTY IMAGEN

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)