CARACAS, 16 ENE – EP/ New York/agencias/ Oficialmente el gobierno del dictador Maduro ha informado sobre la muerte del piloto Óscar Pérez quien hace algunos meses había formado con ex policías y civiles un fortín para tratar de liberar al pueblo venezolano de la tiranía chavista. Desde el pasado junio de 2017 cuando Pérez tomó la decisión de asaltar algunas instituciones del Estado a través de un helicóptero , el piloto había hecho algunas apariciones por las redes sociales para exhortar a los venezolanos a seguir luchando por la libertad de su país. Desde entonces , entre las amenazas y percusiones del régimen y las apariciones esporádicas , la hubicación de su refugio se llevó a cabo por la infiltración de una posible entrevista de Óscar Pérez con una cadena de tv , señalan hoy algunas personas allegadas al grupo que se concentraba en las afueras de Caracas , en Junquito.

Pero hoy , luego de 24 horas de la “despiadada” operación desplegada por las autoridades para la captura de Oscar Pérez, los venezolanos se preguntan qué razón llevó a la dictadura a acribillar al exagente que se rebeló contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Hasta ésta mañana el gobierno no había hecho un pronunciamiento oficial sobre el destino final de Pérez después del enfrentamiento con las fuerzas de seguridad que sitiaron este lunes su refugio ubicado en el Junquito, al oeste de Caracas. Pero en las calles y en medio de la acentuada escasez de alimentos, los venezolanos “indignados” no dejaban de preguntar sobre el paradero de Pérez, por qué ese operativo tan despiadado, por qué “el uso de fuerza tan desmedida contra él y no contra la delincuencia que nos está matando”.

A través de las redes sociales circuló la foto que daría confirmación visual de que Pérez, de 36 años, había sido abatido durante el operativo. En la gráfica se observa al cuerpo del exagente tirado en el piso, boca arriba y con un tiro en la frente en la casa donde se atrincheraba.

Asimismo en vídeos quedó grabado cómo las fuerzas militares y policiales atacaron el lugar donde se encontraba el exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) con lanzagranadas y balas, destruyéndolo por completo. (Ver video)

 https://youtu.be/Cs5QFeVrdi0

De manera extraoficial se había difundido que en la operación “se neutralizaron a siete ciudadanos” y uno de los occisos quedó identificado como Pérez, cuyo cadáver habría ingresado en horas de la tarde del lunes a la morgue de Bello Monte en Caracas.

Pérez era considerado “un terrorista” por Maduro desde que el pasado 27 de junio, junto a miembros del grupo de la Brigada de Acciones Especiales (BAE), sobrevoló y lanzó granadas a la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, y disparó contra el ministerio de Interior y Justicia, sin dejar víctimas.

El piloto y actor grabó todo lo que sucedió durante el procedimiento, envió diversos mensajes donde quedó de manifesto su deseo de entregarse pacíficamente e incluso mostró su rostro lleno de sangre y también el de algunos de sus compañeros disidentes, producto de lo que dijo son los “disparos” contra “civiles, mujeres y un niño” por parte de las fuerzas de seguridad. Sin embargo, después del mediodía Pérez ya no transmitió más, mientras que las autoridades, a través de un comunicado, anunciaron el desmantelamiento de su grupo y lamentaron la muerte de los dos efectivos de la Policía Nacional que cayeron en el procedimiento.

La ONG Provea exigió al gobierno esclarecer los hechos tras repudiar todo acto que atente contra los derechos humanos “con la justificación de la defensa de la democracia”.

“La ausencia y silencio del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo en los hechos impidió la existencia de garantías para la resolución pacífica del operativo y una actuación ajustada a los estándares sobre uso diferenciado y proporcional de la fuerza por parte de los agentes de seguridad”, destacó.

Asimismo Simón Calzadilla, diputado a la Asamblea Nacional, condenó el operativo que calificó de “criminal” y de “violación a los derechos humanos y tratados internacionales”. “Estas personas se estaban literalmente entregándose, es un hecho absolutamente condenable que debe ser investigado por toda la comunidad internacional ya que es poco probable que pueda existir una investigación objetiva e imparcial por los organismos venezolanos”, afirmó.

Y mientras los venezolanos aguardan por la “información transparente”, algunas estaciones del subterráneo Metro de Caracas aparecieron con grafitos en los que se puedo leer “Oscar Pérez vive”.


Pronunciamiento oficial /actualizado 30 minutes ago

El expolicía Oscar Pérez, que se rebeló a mediados del año pasado contra el gobierno de Venezuela, murió en el enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en el oeste de la capital, anunció el martes el ministro de Relaciones Interiores.

En un mensaje divulgado en la televisión estatal, el mayor general de la Guardia Nacional, Néstor Reverol, dijo que dos policías y siete miembros del grupo rebelde, entre ellos una mujer, perecieron la víspera durante la operación de desmantelamiento de la organización que calificó como “célula terrorista”.

Reverol dijo que seis personas, que fueron identificadas como miembros, colaboradores y financistas del grupo, fueron detenidas por las autoridades, y a uno de ellos se le decomisaron dos fusiles que formaban parte de un lote de armas que fue robado el mes pasado a un comando de la Guardia Nacional, uniformes militares, municiones y granadas de humo.

El ministro presentó las fotografías de Pérez, de 36 años, y otras personas que murieron el lunes en el enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en una operación especial en la barriada pobre de El Junquito, al oeste de Caracas, en la que participaron varias decenas de policías y militares.

Los policías fallecidos respondían a los nombres de Andrian Ugarte de 32 años y Nelson Chirinos de 29, mientras que los rebeldes muertos fueron identificados como Daniel Soto, 30; Abraham Lugo, 30; Abraham Agostini, 33; Jairo Lugo, y una mujer de 26 años que aún no ha sido reconocida por las autoridades.

Reverol expresó que las autoridades lograron ubicar a los miembros del grupo en El Junquito gracias al análisis de evidencias, una entrevista reciente que ofreció un miembro del grupo a un medio internacional, y la información que aportaron “algunos dirigentes políticos” que están participando en el proceso de diálogo con el gobierno, pero no ofreció detalles.

Al explicar las razones que llevaron a los policías y militares a enfrentarse a los rebeldes, el ministro dijo que pese a todos los intentos para lograr una redición pacífica y negociada el “grupo terrorista fuertemente armado inició de manera artera, mal intencionada, un enfrentamiento con los organismos de seguridad”.

“Ante una agresión que pone en riesgo la vida e integridad de los funcionarios se procedió con los protocolos definidos para neutralizar al grupo agresor”, agregó.

Pérez, quien se dio a conocer tras atacar en junio pasado desde un helicóptero dos sedes de organismos públicos, difundió el lunes en su cuenta de Twitter un video en el que se observaba con el rostro lleno de sangre y un fusil a su lado.

El expolicía aseguró que las fuerzas de seguridad lo mantenían cercado en el lugar donde estaba escondido junto otras personas y que le estaban disparando.

“Nos vamos a entregar”, gritó Pérez mientras se escuchan al fondo algunas detonaciones de armas de fuego. “No quieren dejar que nos entreguen, nos quieren asesinar”, agregó.

En las redes sociales se difundieron algunos vídeos del momento en el que unos supuestos funcionarios dispararon a distancia un lanza granada antitanque contra una vivienda donde se presumía estaba Pérez con los miembros de su grupo. El uso de lanza granada fue confirmado por Pérez en uno de los vídeos que difundió antes de morir.

La mayoría opositora de la Asamblea Nacional aprobó más temprano el martes la creación de una comisión especial para que investigue los hechos.

La diputada opositora y presidenta de la comisión especial, Delsa Solorzano, consideró como “oscuro” el desmantelamiento del grupo rebelde y condenó durante un discurso que ofreció en la sesión el asesinato de Pérez.

“¿Cómo es posible que rindiéndose lo acribillan?”, dijo Solorzano al asegurar que en ese proceso las autoridades habrían violado el artículo de la constitución que resguarda el derecho a la vida.

La organización Programa Venezolano de Educación y Acción en Derechos Humanos (Provea) exigió en un comunicado al gobierno informar de manera precisa sobre los hechos ocurridos en El Junquito. A los cuestionamientos también se sumó el partido opositor Primero Justicia que criticó la ausencia del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo en la operación.

El exactor de una película policial atacó el 27 de junio las sedes capitalinas del Ministerio de Relaciones Interiores y del Tribunal Supremo de Justicia desde un helicóptero de la policía judicial que había robado de una base aérea militar de Caracas. En esa oportunidad el expolicía destacó que sus acciones fueron cuidadosamente planeadas para no ocasionar víctimas. (AP) 

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)