Desacuerdo sobre “Dreamers” y falta de presupuesto , paralizan actividades de la Casa Blanca

EP New York/ Agencias/ En tan solo un año de gobierno y con mayoría republicana en el Senado , el presidente Donal Trump sigue empeñado  en conducir con acciones contradictorias la administración gubernamental en asuntos complejos como el tema de los “dreamers” y el programa DACA. Aunque el <<shutdown>> o cese de actividades pasa por la falta de fondos , Trump acusa a los demócratas de provocar éste cese gubernamental por los desacuerdos migratorios.

Hoy , sin embargo , se ha conocido que el Gobierno de Estados Unidos inició esta medianoche un cierre parcial de sus actividades por falta de fondos para mantenerlas, después de que republicanos y demócratas no alcanzaron un acuerdo presupuestario en el Congreso. Este cierre, el único que ha habido estando la Casa Blanca y el Congreso controlados por el mismo partido, coincide con el primer aniversario del presidente Donald Trump en Washington DC.

La última vez que el Gobierno de Estados Unidos tuvo que ser clausurado por falta de fondos fue en octubre de 2013, con Barack Obama en la presidencia. Aquel año, el país se vio sacudido por un paro gubernamental que se extendió durante 16 días, y que mandó a más de 800.000 trabajadores públicos -los denominados “no esenciales”- a sus casas suspendidos de empleo. Se cerraron museos y parques nacionales, y se cancelaron tratamientos experimentales en los centros médicos de investigación federales.

El cierre (“shutdown”) de las actividades federales entró en vigor este sábado a las 5 GMT (medianoche de la costa Este). En un discurso al plenario, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que su bancada estaba abierta a “seguir hablando para resolver” el conflicto.

“No creo que esto nos muestre como una institución muy responsable. Los estadounidenses deberían esperar más de nosotros”, dijo McConnell fastidiado.
“Tengo problemas para entender (…) cómo mis colegas demócratas pueden estar orgullosos” por haber provocado el cierre del gobierno al bloquear un acuerdo”, indicó McConnell, para quien la oposición utilizó una “estrategia ridícula”.

El líder de la bancada demócrata, Chuck Schumer, replicó que “cada estadounidense sabe que los republicanos controlan la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado, y que es su trabajo mantener el gobierno abierto”. Schumer pidió al presidente que convoque urgentemente una reunión en la Casa Blanca con los líderes de los dos partidos para hallar un compromiso.

McConnell propuso enmendar el proyecto de ley de financiamiento del gobierno para que financie al gobierno hasta el 8 de febrero en vez de hasta el 16 del mismo mes, como preveía el presupuesto rechazado.

Una votación sobre ese proyecto de ley podría llevarse a cabo este mismo sábado, pero no está claro si se aprobará, ha publicado la agencia Ansa Latina.

Trump twitea a demócratas

El presidente Donald Trump tuiteó el sábado que los demócratas provocaron el cierre del gobierno para darle “un lindo regalo” al cumplirse el primer aniversario de su juramentación.

Los demócratas “podrían haber hecho un trato fácilmente, pero decidieron jugarse a la política del Cierre”, aseguró.

Y como parte de una serie de tuits desde que comenzó el cierre a medianoche, el presidente trató de explicar por qué los estadounidenses deben elegir más legisladores republicanos en noviembre “para salir a la fuerza de este revoltijo”.

Trump acusó a los demócratas de preocuparse más “por los inmigrantes ilegales que por nuestras grandes Fuerzas Armadas o por la Seguridad en nuestra peligrosa” frontera con México.

El cierre, que se produjo a pesar de que los republicanos controlan la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso, es una muestra notable de la disfunción reinante en Washington. Todas las operaciones del gobierno salvo las más esenciales quedan paralizadas.

El Congreso convocó a una inusual sesión sabatina para debatir una ley de gastos de tres semanas de vigencia, y de paso hacer saber a la ciudadanía que siguen trabajando a pesar del cierre del gobierno.

La impresión es que cada partido buscará votos para que el otro parezca el culpable del cierre de los organismos federales.

Los demócratas se oponen al plan de tres semanas por considerarlo una manera de paralizar las negociaciones sobre el futuro de los dreamers, jóvenes inmigrantes traídos a Estados Unidos cuando eran niños y cuya protección vence en marzo. Los republicanos dijeron que no reanudarían esas negociaciones mientras el gobierno siguiera paralizado, una táctica para erosionar la cohesión demócrata.

El cuarto cierre del gobierno en un cuarto de siglo comenzó al tañido de la medianoche del viernes al fracasar las negociaciones de último momento cuando los senadores demócratas bloquearon una extensión de cuatro semanas. Sin embargo, tras las bambalinas, los dirigentes de ambos partidos trataban de llegar a un acuerdo para evitar un cierre prolongado. (AP)

 

Please follow and like us:

more recommended stories

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)