EP New York / Gustavo Lugo/Después del alarde a cuatro vientos que hablaba sobre un piso económico fortaledido desde que Donald Trump llegó a la presidencia de EEUU , hoy no se habla de los twetters ni de los logros que supuestamente se habían logrado en un año en la Casa Blanca. Incluso, se rumorama mas bien, que del discurso del Estado de la Unión dependía el curso político de la nación.Pues bien , el desplome de la Bolsa de valores de New York , una de las más importantes del mundo,  es inminente y serio. Hoy no se habla de los tweeters de Trump porque no hay ningún comentario del tema en su página oficial pero si se discute que producto de las políticas internacionales tarde o temprano la política proteccionista pasaría factura debido a las  abruptas e inesperadas reforrmas económicas.

En éste sentido ,Hablar de números , balances y caídas porcentuales no dice mucho en el denominador común del pueblo estadounidense ,peri sí. para los inversionistas , empresarios y para la alicaída economía europea donde Estados Unidos almalgama grandes negocios.

Según los expertos, el descenso súbito responde al miedo de los mercados a un aumento de la inflación en Estados Unidos y que la Reserva Federal incremente las tasas de interés que determinan los créditos con los que empresas y consumidores se financian. El temor quedó básicamente marcado en la última hora de la jornada, cuando perdió más de 1,000 puntos. Y de acuerdo a informes financieros sobre la afectación bancaria,  uno de los protagonistas de este desplome ha sido WELL FARGO, donde sus acciones han caído un 10,24%.

Indicadores y valores

El índice DOW JONES, comenzó la semana perdiendo -1.175.21 puntos, bajando a 24,345.75 desplomando los mercados, tras el pánico generado por los datos de empleo en Estados Unidos
conviertiendoce en una caída significativa en los últimos años.
 
Arrastrandro los números rojos del pasado viernes la campana sonó y  WALL STREET abrió éste lunes bajo los temores de los inversores. Debido a la mayor subida de los salarios en EE.UU., los inversionistas auguran que Habrá mayor inflacción, y que el aumento en las tasas de interés impida la recuperación del Mercado. 
 
 
En caida libre el principal indicador perdió la barrera de las 26.000 unidades, NASDAQ COMPOSITE cerro -273,42 y S&P 500 -113,19.
 
En este histórico lunes negro para el DOW JONES, las caidas más dramáticas las recibieron ExxonMobil
-4,28%, Johnson & Johnson 2,59% y la farmacéutica Pfizer -2,09%
De esta manera el DOW JONES, perdió todas las ganancias logradas en lo que va del año.
 
Pero , por qué ha caído la Bolsa de negocios de New York si antes del discurso de Trump en el Estado de la Unión prevalecía la confianza en la economía? 
 
 
De acuerdo a expertos de bbc mundo algunas de las pilíticas promulgadas reciéntemente como la aplicación de altos aranceles a las lavadoras y compañías de paneles solares habrían afectado comercialmente. Pero para entenderlo mejor, lo explicaremos en cinco puntos.
 
1. El peligro de la inflación

Las turbulencias empezaron el viernes, cuando el Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó sus cifras de empleo.

El informe recogía un aumento de los salarios mucho mayor de lo esperado.

Que en Estados Unidos haya una situación de virtual pleno empleo y los trabajadores reciban mayores salarios podría parecer una buena noticia.

Pero en economía las cosas casi nunca son tan sencillas.

2. Pérdida de confianza

Todavía es pronto para calibrar si los dos últimos traspiés son el presagio de un batacazo mayor o solo un tropezón pasajero.

“Lo que resulta evidente es que hay mucha gente que ha perdido la confianza”, le dijo a BBC Mundo Lawrence Harris, profesor de Finanzas en la Universidad del Sur de California.

Cuando la Bolsa registra una caída es el reflejo de que hay más oferta que demanda de activos. Cuando hay más vendedores que compradores los precios caen, como ocurrió el pasado viernes y este lunes.

Lo que podría estar relacionado con algunas de las políticas de Trump.

3. Las restricciones al libre comercio

La experiencia indica que los mercados financieros prefieren un ambiente de desregulación y facilidades para los negocios.

Estados Unidos ha sido históricamente el gran adalid del libre comercio internacional. Ya Woodrow Wilson, presidente entre 1913 y 1921, hizo bandera de esto.

El gobierno de Donald Trump, por contra, apuesta por una política proteccionistapara favorecer la producción estadounidense frente a la competencia extranjera.

Su gobierno impuso recientemente fuertes aranceles a la importación de lavadoras y paneles solares.

4. Nada puede subir para siempre

Aunque las decisiones del gobierno tengan impacto en el comportamiento de la bolsa, hay otras variables. Algunas tan simples e inexorables como el paso del tiempo.

Después de la crisis de 2008, Wall Street acumula siete años consecutivos de bonanza.

Y las vacas gordas no pueden durar para siempre.

5. ¿Cuánto hay que preocuparse?

Lo ocurrido en los últimos días no es alentador, pero, según Heather Long, comentarista de The Washington Post, “no es el momento de caer en el pánico”.

Los analistas no contemplan por ahora un colapso sistémico como el que se produjo en 2008.

“Lo que ha pasado puede tener un impacto en la confianza de los inversores, pero es difícil imaginar un escenario como aquel”, asegura Harris.

La importancia del descenso de los últimos días se reduce si se tiene en cuenta que la bolsa estaba en máximos históricos.

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)