EP Internacional/ NY/ agencias (Posible progreso en conversaciones con Corea del Norte. Por primera vez en muchos años, todas las partes interesadas están haciendo un gran esfuerzo. ¡El mundo está mirando y esperando! Puede ser una falsa esperanza, ¡pero los EE. UU. Están listos para ir en cualquier dirección!)


“Possible progress being made in talks with North Korea. For the first time in many years, a serious effort is being made by all parties concerned”. The World is watching and waiting! May be false hope, but the U.S. is ready to go hard in either direction!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 6 de marzo de 2018


Con éstas palabras de fe pero sigiloso sobre las posibilidades de acercamiento de paz entre las Coreas , el presidente de Estados Unidos , Donald Trump, respalda las iniciativas de diálogo , afirmando que cualquiera que sea la dirección (pacífica o beligerante) EEUU está preparado para asumirla.

La distensión entre Washington y Pyonjiang donde cada país trató de prevalecer su músculo militar y nuclear, se dan luego del acercamiento del líder norcoreano Kim Jong-un y Seul para participar con la bandera de la paz en los juegos olímpicos de invierno de Corea del Sur.

Por tal motivo Seúl y Pyongyang han decidido celebrar en abril una cumbre en la zona desmilitarizada entre ambos países. El líder norcoreano, Kim Jong-un, además, ha hecho pública su disposición a dialogar con Washington y, como muestra de buena fe, ha ofrecido suspender su programa armamentístico.

A simple vista, parece un enorme avance. Corea del Norte, que siempre ha insistido en que no renunciará a su armamento nuclear porque lo considera su garantía de supervivencia, ha puesto sobre la mesa fichas importantes para invitar a la mesa a Estados Unidos. Hasta ahora, Washington había condicionado cualquier posible negociación a que Pyongyang tomara medidas concretas para la desnuclearización.

“Corea del Norte ha expresado su disposición a mantener un diálogo sincero con Estados Unidos sobre desnuclearización y la normalización de relaciones”, según el comunicado. “Ha dejado claro que mientras continúe el diálogo, no intentará provocaciones estratégicas tales como pruebas nucleares o de misiles balísticos”. La delegación surcoreana viajará en los próximos días a Washington, para informar a las autoridades estadounidenses sobre el resultado de sus contactos con el Norte.

 

Please follow and like us:

more recommended stories

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)