EP New York / servicios informativos Ansa/ Los colombianos irán mañana a las urnas no solo a elegir un nuevo Congreso, sino a cimentar parte de su futuro, tras los acuerdos de paz que dejan como evidencia la presencia en el Legislativo de las FARC como partido político, con 10 escaños ya asegurados.

Un total de 36.418.741 colombianos están habilitados para votar en la jornada dominical que abrirá las 1.174 mesas de votación a partir de las 8 horas locales (13 GMT) y cerrará a las 16 locales (21 GMT).

El número de aspirantes para ocupar los 268 escaños, 102 en el Senado y 166 en la Cámara Representantes (Diputados), alcanzó la cifra 2.736 inscritos, según cifras de la Registraduría Nacional.

“Los invito a que, entre todos, logremos que estas elecciones se desarrollen en forma tranquila. Sin agresiones, sin violencia de ningún tipo”, pidió en la víspera el presidente, Juan Manuel Santos.

El reclamo del jefe de Estado ha sido repetitivo en las últimas semanas, ante los ataques e insultos a los candidatos de todas las vertientes, sumado a un clima de temor viralizado en las redes sociales por sectores políticos que buscan distraer el foco de los problemas reales del país y de paso asegurarse el poder.

El registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, dijo que el mayor temor en estas elecciones es el abstencionismo, que tradicionalmente ha sido cercano al 60%, y calculó que los resultados finales de la votación se conocerán cuatro horas después del cierre.

Mayoría derechista?

Laura Wills, directora del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes y codirectora de la iniciativa académica Congreso Visible, aseguró que el Legislativo que tendrán los colombianos a partir del lunes será de mayorías derechistas, una versión confirmada por encuestas recientes.

Su argumento se basa en la idea que los partidos Cambio Radical y Centro Democrático, forjado alrededor de la imagen del expresidente Alvaro Uribe, se quedarán con un número alto de escaños, en parte porque desapareció la “Unidad Nacional” que reunía a varios movimientos en favor de Santos.

Así las cosas “el escenario que queda es de dificultades para la implementación de los acuerdos de paz”, escribió Wills en un artículo de reflexión sobre las Legislativas, publicado en el sitio online de Congreso Visible.

Sin embargo, para la académica, las FARC, que tiene asegurados diez escaños en el nuevo Congreso, y los partidos de izquierda y de orientación religiosa van a jugar un papel importante a la hora de sacar adelante reformas y leyes, porque sus votos serán necesarios, incluso para las mayorías.

Pero las elecciones de mañana no solo definen la distribución partidista de las curules, sino que será la antesala de las presidenciales, en donde cada día más se afianzan la idea de que los colombianos elegirán en mayo próximo a un candidato de derecha o uno de izquierda.

Este domingo junto a los dos tarjetones para marcar el candidato o partido de preferencia en las dos cámaras legislativas, los votantes también podrán escoger los candidatos en las primarias tanto de derecha como de izquierda.

Los aspirantes mejor posicionados son el senador de derecha Iván Duque y el exalcalde izquierdista de Bogotá Gustavo Petro, que a su vez son los preferidos en las encuestas.

La aparición de ambas figuras no solo es una muestra de la marcada división del país, sino que está a tono con la tendencia de la política internacional en la que la radicalización hacía los extremos se ha convertido en moneda común. Para las elecciones de ese domingo, la Policía anunció la presencia de 116 mil uniformados en los puntos de votación del país, que en estos comicios no ha estado bajo la amenaza guerrillera del pasado y en la que lo único prohibido para evitar altercados es el consumo de bebidas embriagantes desde hoy y hasta el lunes. (ANSA).

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)