John Bolton-Donald Trump-Mike Pompei y Peter Navarro_foto socialistwork


EP New York/ SDP/ / Más de veinte destituciones y renuncias en 14 meses comprueban que la nueva estrategia política de Donald Trump ha dado un giro más nacionalista y radical. Un congreso que poco ha poco ha ido dejando lo moderado , abre paso a “los halcones” que recientemente ha nombrado Trump. Los que debatieron el accionar agresivo e informal proceder presidencial frente a las fricciones internacionales provocadas por el instinto supremo , han abandonado el barco que aún viaja a la deriva en alta mar.

Trump está haciendo las cosas a su imagen y semejanza , mas por emoción que por convicción. Quita , pone, regaña y mueve fichas en torno a necesidades inmediatas. Todos quieren irse de la Casa Blanca y la taza de desempleo en el despacho oval no cesa. Los escándalos son el fantasma que ronda las instalaciones de Washington. Todos saben que algo está por reventar y no desean verse involucrados como sucedió con el ‘Watergate’

En tan corto tiempo nadie , absolutamente , nadie -con referencia al ejecutivo- había cometido tantas barbaridades como el actual comandante en jefe de los Estados Unidos. A Trump todo lo obsesiona el poder, el enfrentamiento, el muro, la inmigración , la guerra comercial, China, Corea del Norte y últimamente la ha casado con Irán, sin contar la guerra diplomática con Putin. Al magnate no le importa quien tiene la razón y políticamente que lineamientos hay que trazar para fortalecer los convenios y tratados. Es él y sólo él , defendiendo a capa y espada el proteccionismo.


Tema relacionado: falta de credibilidad tiene en jake a la Casa Blanca/ ¿Cuánto vale la palabra de la Casa Blanca?


Dos “grandes” logros según la prensa estadounidense pesan en su programa de gobierno. La reforma tributaria (rebaja de impuestos a los ricos y multimillonarios) y nuevos enemigos ya que Rusia y Putin son de su admiración. En cambio China, Corea del Norte e Irán son los países a vencer. Y como el fin justifica los medios en cada accionar de Trump, ha nombrado para tal fin a tres halcones para contrarrestar la hegemonía de los asiáticos.

¿Cuáles son los nuevos halcones de la Casa Blanca?

Mike Pompeo y John Bolton, junto con Peter Navarro, forman ahora la triada emergente en la Casa Blanca. Solo resiste el secretario de Defensa, el teniente general James Mattis. Amparado en su enorme prestigio militar, el jefe del Pentágono es considerado el último moderado. Pero su capacidad de maniobra, con los nombramientos y la nueva orientación política, se ha debilitado. “Hay pocas personas más apropiadas para llevar al país a una guerra que Bolton. Junto con la designación de Pompeo, Trump está dejándose llevar por sus peores instintos nacionalistas”, ha editorializado The New York Times. (EP internacional)

El pasado de Bolton en la Administración de George Bush hijo le avala como un belicista nato. Defendió la invasión de Irak y ahora mismo se declara favorable a una intervención en Corea del Norte si en el cara a cara de mayo no hay desnuclearización inmediata. Tampoco el pacto con Irán, uno de los mayores logros de la era Obama, le convence. Locuaz y muy dado a esquematismo, su perfil de se aproxima mucho al del primer consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn, un general de reflexiones cortas y respuestas incendiarias. El estilo que le gusta a Trump.


Otros temas de actualidad: 

Vladimir Putin contra la Unión Europea

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)