EP New York/ Infografía de la agencia AP , de los rostros que impactaron al mundo tras la tragedia del Huracán “María” en Puerto Rico”


del 9 de septiembre de 2018 de Gilberto Cosme Rodríguez tomando uno de sus 10 tratamientos diarios contra el asma, para ayudarlo a respirar, dentro de su casa todavía cubierta con una lona después de que la asistencia de FEMA no cubriera el costo de arreglar su techo, arrancado por el huracán María el año pasado en Naranjito, Puerto Rico.

Rodríguez, a quien solo le funciona un pulmón debido a la fibrosis desencadenada por el uso de químicos cuando trabajaba en la construcción, dijo que todas las mañanas necesita tratamiento para levantarse de la cama. Rodríguez dijo que apenas con una pensión de 300 dólares puede comprar medicamentos. “Empiezo el día como una persona muerta debido a este problema pulmonar”, dijo. (AP Foto/Ramón Espinosa)

8 de septiembre de 2018, Alma Morales Rosario posa para un retrato entre las vigas de su casa en vías de ser reconstruida después de haber sido destruida por el huracán María hace un año en el barrio San Lorenzo de Morovis, Puerto Rico. Rosario, que está incapacitada por la diabetes y una enfermedad de la sangre, pidió un préstamo para mejorar su casa antes del huracán, pero lo perdió todo. Después del meteoro, Rosario alquiló una casa hasta que ya no pudo pagar con su pensión mensual de 598 dólares y ahora divide su tiempo viviendo con su madre e hija.

Rosario dijo que ya gastó los 7.000 dólares que recibió de ayuda de la FEMA y que ahora está usando el dinero de un pariente, que también la está ayudando con la labor de reconstruir su casa, pero que sabe que no hay suficiente dinero para todos los materiales. “Espero, con la ayuda de Dios, tener la casa terminada por fuera, las paredes y el techo, en noviembre. Pero si no es posible, haré una habitación con la madera que tengo debajo de la estructura y viviré allí hasta que pueda terminarla. Nunca pensé que esto me iba a pasar a mí“, dijo. (AP Foto/Ramón Espinosa)

del 7 de septiembre de 2018, una mujer con su hijo recibe pañales y gel de ducha gratis, mientras ella y otras personas hacen fila para recibir alimentos y otros artículos de primera necesidad donados por la organización sin fines de lucro Ministerio MARC, en Manati, Puerto Rico. Los trabajadores de beneficencia dicen que la mayoría de los necesitados que acuden a ellos son pensionistas enfermos, personas de la tercera edad, estudiantes y desempleados. (AP Foto/Ramón Espinosa)

del 13 de septiembre de 2018, una niña ayuda a su madre para cargar alimentos y otros productos de primera necesidad donados por la organización sin fines de lucro Ministerio MARC, en Manati, Puerto Rico. Los trabajadores de beneficencia dicen que el número de personas necesitadas que hacen cola para obtener alimentos se ha duplicado desde el huracán y que hay días en que se quedan sin alimentos. (AP Foto/Ramón Espinosa)

del 8 de septiembre de 2018, Ramón Alicea Burgos utiliza una linterna para leer la hora en su reloj de pared en una habitación temporal de madera que construyó bajo la estructura de su casa parcialmente reconstruida, sin terminar y sin electricidad por falta de dinero, en el pueblo montañoso de Barranquitas, Puerto Rico. Burgos, de 82 años, dijo que un médico local está recolectando donaciones de otros médicos y pacientes para ayudarlo a recaudar fondos para terminar su casa. (AP Foto/Ramón Espinosa)

del 8 de septiembre de 2018, Ramón Alicea Burgos se pone los zapatos al salir de la habitación temporal que construyó bajo su casa parcialmente reconstruida, inacabada por falta de fondos, en el pueblo montañoso de Barranquitas, Puerto Rico. Burgos vive de 352 dólares al mes de estampillas de comida y bienestar. Un vecino le proporciona el agua que necesita. (AP Foto/Ramón Espinosa)

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)