Carga pública, otro freno migratorio en procura de la residencia en USA

EP New York / Migración

El cerco impuesto por Estados Unidos tras las políticas antimigratorias de Donald Trump llegan al punto más agudo desde que se implementaron las primeras regulaciones para deportar a casi 10 millones de inmigrantes ilegales en el país. En dos años de incansable persecusión en medio del polémico muro fronterizo mas el rechazo de las organizaciones proinmigrantes favorecidas en la mayoría de los casos por fallos de las cortes  contra las redadas y decretos presidenciales que intentan eliminar los programas de DACA y TPS, los nuevos procedimientos apuntan directamente al aspecto social.

Salud , vivienta y sobre todo la ayuda social son tres de los objetivos que empiezan a tomar una hoja de ruta clave en el gobierno republicano para poner freno definitivo a los millones de aspirantes a la “green card” o tarjeta de residente permanente. La propuesta del gobierno de Donald Trump de negar la residencia a personas que usen servicios como asistencia alimentaria y Medicaid amenaza a muchos pacientes.

Douglas Jacobs es un residente de medicina interna en el Brigham and Women’s Hospital y la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y ha publicado un informe en el NYT sobre la grave crisis de salud que se avecina de aprobarse dicho programa que decidirá el futuro de muchos de sus pacientes.

“varios de mis pacientes que tendrán que tomar una decisión preocupante: su salud o su estatus migratorio , dice el dr. Douglas.

Al revisar mi lista de pacientes de atención primaria, me pregunté quiénes resultarían afectados. Una mujer embarazada de Camerún. Una mujer de edad avanzada con huesos frágiles proveniente de la República Dominicana. Un hombre originario de Ecuador que padece cáncer. La propuesta del gobierno de Donald Trump de negar la green card a personas que usen servicios como asistencia alimentaria y Medicaid amenaza a varios de mis pacientes que tendrán que tomar una decisión preocupante: su salud o su estatus migratorio.

Se entiende por “carga pública” a alguien a quien Estados Unidos considera que tiene grandes probabilidades de convertirse en dependiente del gobierno para su subsistencia. El gobierno puede evitar que las cargas públicas ajusten su estatus de alguna categoría de visa (como una visa de trabajo) a un residente permanente (quienes tienen green cards). Por ello, los inmigrantes tienen grandes incentivos para evitar ser designados como cargas públicas.

Históricamente, el gobierno ha designado como cargas públicas solamente a aquellos inmigrantes que reciben asistencia en efectivo de programas como el de Asistencia Temporal Para Familias Necesitadas(TANF) en montos que representen más de la mitad de su ingreso personal.

Si la regla propuesta es adoptada, programas que son vitales para la salud de mis pacientes, incluido Medicaid, el Programa Asistencial de Nutrición Suplementaria (SNAP), antes conocido como Programa de Cupones para Alimentos, asistencia para la vivienda y Medicare Parte D (el beneficio de los fármacos con receta), todos contarían para ser designados como una carga pública dice el dr. Douglas Jacobs.

En respuesta a la iniciativa que tiene como valor agregado desconocer la parte “legal” de los afectados de la reforma , casi 100 alcaldes de 29 estados de Estados Unidos , se han reunido para contrarrestar cualquier iniciativa que afecte tanto el derecho a la asistencia social y el derecho a mejorar el estatus migratorio.

De acuerdo a la conferencia nacional de alcaldes , la medida “comprometerá la salud, la nutrición y el desarrollo de los niños; impactará en el acceso a la seguridad sanitaria; reducirá las opciones de alojamiento y afectará negativamente a las comunidades locales”.


Tema relacionado: Juez de California falla a favor de TPS

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)