EP USA/ agencias/SDP/ Gustavo Lugo
 
WASHINGTON. Un juez federal de EE.UU. ha dictaminado este viernes que el presidente estadounidense, Donald Trump, deberá restituir el acceso a la Casa Blanca del reportero de la CNN Jim Acosta.
La demanda contra Trump y varios miembros de su Administración fue presentada la mañana de este martes en el Tribunal del Distrito de la ciudad de Washington. Como demandantes en el caso se presentan tanto el propio Acosta como la cadena en la que trabaja.
 
El pasado 7 de noviembre, el mandatario estadounidense se salio de sus ropas durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, tras mantener una dura discusión con Acosta, a quien acusó de ser un enemigo del pueblo, y se negó a contestar sus preguntas. “Usted es una persona grosera, terrible. No debería estar trabajando en CNN”, enfatizó Trump. Acto seguido, la Casa Blanca revocó la credencial periodística al corresponsal de CNN.
 
La denuncia involucra a seis demandados, entre ellos el presidente Donald Trump; el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly; la secretaria de prensa, Sarah Sanders; el subjefe de gabinete para las comunicaciones, Bill Shine; el director del Servicio Secreto, Joseph Clancy; y un oficial no identificado del Servicio Secreto que le quitó a Acosta su pase para la Casa Blanca el pasado miércoles.
 
El juez del tribunal de distrito de EE.UU., Timothy Kelly, designado por el propio presidente, ha anunciado su decisión al término de una audiencia en Washington. Según el veredicto del juez, las credenciales de Acosta deben ser devueltas y reactivadas inmediatamente para permitirle el acceso a la Casa Blanca.
Sarah Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca, anuncio la decisión acusando al reportero de “comportamiento inapropiado” por el incidente ocurrido cuando una becaria intentó quitarle el micrófono para entregárselo a otro periodista pero Acosta se negó y siguió preguntándole al mandatario.
El rechazo por CNN y muchos grupos en defensa de los derechos de los periodistas, criticaron las declaraciones de Sanders y afirmaron que la credencial de Acosta debía ser restablecida.
 
 El juez federal Kelly argumenta que el Gobierno no pudo decir quién decidió inicialmente revocar el pase de Acosta. Asimismo, aunque la Casa Blanca había explicado sus razones para revocar sus credenciales mediante un tuit de la secretaria de prensa, Sarah Sanders, y por medio de una declaración después de que CNN presentara su demanda, el juez estimó que esos “esfuerzos tardíos no fueron suficientes para satisfacer el debido proceso”.
 
Timothy Kelly enfatizó que el periodista sufrió un “daño irreparable”, desestimando el argumento del Gobierno de que CNN podría enviar a otros reporteros a la Casa Blanca.
Please follow and like us:

more recommended stories

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)