Trump ordena cierre de gobierno tras rechazo de presupuesto para muro

EP USA/agencias

Washington AP/ El cierre del gobierno federal comenzó a primeras horas del sábado después de que demócratas rechazaron la exigencia de 5.000 millones de dólares del presidente Donald Trump para comenzar a construir un muro en la frontera con México, una caótica despedida para los republicanos a pocos días de que dejen de tener el control del gobierno tras dos años en el poder.

El vicepresidente Mike Pence, el yerno de Trump y asesor sénior Jared Kushner y el jefe de presupuestos de la Casa Blanca Mick Mulvaney salieron del Capitolio el viernes por la noche tras negociar durante horas con líderes del Congreso sin llegar a un acuerdo.

“Vamos a tener un cierre”, dijo Trump en un video publicado en Twitter poco antes del plazo. “Con suerte no será un largo cierre”.

Se prevé que las negociaciones continúen. La cámara baja y el Senado tendrán sesiones extraordinarias el sábado. A los legisladores de la cámara baja se les dijo que si hay una votación les avisarían con 24 horas de antelación.

El cierre bloquea fondos para nueve de 15 departamentos a nivel de gabinete y docenas de agencias, incluyendo los departamentos de Seguridad Nacional, Transportación, Interior, Agricultura, Estados y Justicia.

La falta de fondos interrumpirá las operaciones de varios gobiernos y la rutina de 800.000 empleados federales. Unos 420.000 trabajadores eran considerados esenciales y trabajarán sin salarios a solos días de Navidad, mientras que 380.000 descansarán, lo que quiere decir que se quedarán en casa sin pago.

Algunos de los empleados enviados a casa sin pago trabajan para la NASA y otros 52.000 laboran en el Servicio Interno de Impuestos. Alrededor de 8 de cada 10 empleados del Servicios Nacional de Parques serán enviados a casa y se prevé que muchos parques cierren.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, abandona el recinto cuando los miembros intentan aprobar un proyecto de ley que evitaría un cierre parcial del gobierno, en el Capitolio, Washington, jueves 20 de diciembre de 2018. J. Scott Apple White AP 


El Senado aprobó una medida para pagar retroactivamente a estos trabajadores, y se prevé que la cámara baja apruebe la iniciativa.

Algunas agencias, como el Pentágono y los departamentos de Asuntos para Veteranos y Salud y Servicios Humanos, ya habían recibido fondos para el año a través de acuerdos logrados antes, así que estas agencias trabajarán normalmente.

¿Qué dependencias se afectarán durante el cierre parcial ?

En general, el cierre afectaría el trabajo de más de 800.000 empleados federales, y más de la mitad de ellos se verían forzados a seguir trabajando sin pago.

El Seguro Social seguirá emitiendo y enviado cheques. Los soldados seguirán activos donde estén. Los doctores y hospitales recibirán sus pagos de reembolso de Medicare y Medicaid. El correo federal es una agencia independiente y no se verá afectada así que continuará su servicio de entregas normalmente durante esta la navideña.

De hecho, prácticamente todas las agencias del gobierno, como el FBI, la Patrulla Fronteriza y los Guardacostas, seguirán abiertas. Funcionarios de la Administración de Seguridad en el Transporte seguirán trabajando en los controles de seguridad de aeropuertos.

El sistema de control de tráfico aéreo, Medicare, el cuidado de salud para veteranos y muchos otros programas gubernamentales esenciales seguirán funcionando normalmente. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias seguirá respondiendo a desastres.

Casi todos los 240.000 trabajadores del Departamento de Seguridad Nacional seguirán trabajando porque son considerados esenciales.

La oficina del fiscal especial, que investiga los posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia, no se verá afectada por el cierre.

Pero cientos de miles de trabajadores federales serán obligados a descansar, y se dejarán de dar algunos servicios. Las repercusiones políticas podrían ser duraderas, aun después de que se restauraran los fondos.

El Monumento a Washington y muchos otras emblemáticas atracciones del sistema de parques cerrarían, al igual que los museos en el National Mall. En el pasado, la gran mayoría de parques nacionales cerraron para visitantes y personas que querían acampar, pero durante el último cierre de gobierno, en enero, el Departamento del Interior trató de que los parques permanecieran accesibles aun cuando solo contaban con el personal mínimo. El lunes no estaba claro si es que el Departamento del Interior otra vez iba a tratar de repetir este esfuerzo.

LOS CIERRES NO SON NADA NUEVO

Hace mucho tiempo, los cierres generalmente no eran gran cosa. Ocurrieron todos los años de la presidencia de Jimmy Carter, y cada uno duró un promedio de 11 días. Durante los dos períodos de gobierno de Ronald Reagan hubo seis cierres, generalmente de uno o dos días cada uno. Las partes llegaban a acuerdos y todo volvía a la normalidad.

Antes de un cierre de tres días en enero, causado porque los demócratas insistieron que cualquier medida presupuestaria estuviera acompañada de protecciones para los jóvenes inmigrantes conocidos como dreamers, el último cierre más significativo duró 16 días en el 2013. Este último cierre ocurrió cuando los conservadores del tea party trataron de bloquear la aplicación de la ley de cuidado de salud promulgada por el ex presidente Barack Obama. El gobierno también cerró por unas cuantas horas en febrero en medio de disputas partidistas por el déficit presupuestario.

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)