EP U.S./ opinión

¿Que es ser periodista?

A través de la historia el ejercicio del periodismo ha tenido un accionar incisivo y preponderante en la sociedad en la medida que ha adquirido estatus independiente. La prensa que en principio fue dominada como símbolo propagandístico por la iglesia y el Estado , pasó a manos del capitalismo que creó el gran emporio periodístico. A partir de la iniciativa privada , entonces , la información juega papel clave en el ámbito social , económico y por supuesto en lo político y así nace lo que hoy se conoce como los “mass media” o medios masivos de comunicación.

Cada vez que celebramos el día del periodista o del periodismo tratamos de establecer y definir una posición mas o menos clara sobre sus funciones y ,por que no, sus límites. Y tomando como base este enfoque histórico y en palabras simples , periodista es todo aquel ser humano que recopila , analiza , investiga y procesa todo tipo de información de interés común para una sociedad determinada. Hasta aquí técnicamente tenemos una definición viable y comprensible con el supuesto  de que “todo” sea susceptible de investigación y que el <<medio>> quien funge como transmisor del mensaje permita ,sin censura , que cumpla el objetivo de informar y crear el concepto de opinión.

Pero, ¿cómo logra el periodista que ese mensaje obtenga una adecuada retroalimentación? En otras palabras, ¿qué elementos y requisitos requiere y debe tener , si o si, un periodista para lograr ese proceso comunicacional dentro del marco periodístico?

Muchos, en realidad , pero la discusión parte desde lo académico hasta lo empírico pasando además por la estabilidad laboral y la seguridad y protección del periodista. Porque una cosa es lo teórico que se aprende en la academia y otra distinta es enfrentar “el monstruo” de la calle y los ‘peces gordos’ que manejan y manipulan los medios de comunicación. A parte de que esta profesión como en casi todas ,en este mundo actual, no es que tanto sabes ., sino a quien conoces.

Pero digamos que es imprescindible la responsabilidad social como la coraza protectora del ente periodístico. Que hay que revestirse de la ética para controlar el ímpetu y los desmanes que fluyen de la misma sociedad. Credibilidad y honestidad en función de las fuentes informatimas y , por último , pero no menos importante y en honor a la verdad , construir historias reales y positivas con toda objetividad.

Suena bonito y debería procesarse de esa manera pero la realidad es distinta. Primero porque todo está tan corrupto que hasta la misma verdad se “revuelca” con la posverdad. Segundo y es lamentabla decirlo , los medios se han <<prostituído>> políticamente y sin pundonor y oficio han fornicado la profesión del periodismo al punto de que la opinión y retroalimentación (fuertes pilares del pasado) hoy son meras masas difusas que divagan entre las redes sociales , confusas en medio de la desinformación.

Ya nadie puede opinar ni decir nada asi sea una verdad porque el insulto y en el peor de los casos la amenaza y muerte contra los periodistas están por doquier. La justicia está corrupta , la política huele a lo mismo y la sociedad que vive los momentos más difíciles de este siglo dentro del marco cultural , ético y espiritual , es presa del pánico impuesto por el imperialismo mundial que ha socavado e impuesto un nuevo orden mundial.

Pero aún quedan valientes periodistas que guerrean por restablecer la verdad y enfrentar a las bestias que siguen oprimendo a los periodistas , a la prensa y a la sociedad. Aquellos que se han atrevido a manosear , encerrar y matar a periodistas como Khashoggi deberían estar en la cárcel. Y quienes hoy se burlan , cierran medios y atacan a la prensa como en EE.UU. Cuba, Venezuela, Nicaragua y Guatemala , también deberían pagar por sus atrocidades.

¿y sobre el futuro del periodismo?

No hay duda que la guerra de ahora en adelante se traslada a las redes sociales. Todo será digital y el público podrá seleccionar al buen periodismo y a los buenos periodistas. No va acabar la profesión pero los problemas de origen como  salarios , protección y seguridad social se acentúan mucho más con la eminente desaparición del papel e incluso la radio online está tomando tanta fuerza que en diez años podrían desaparecer, por altos costos,  las emisoras tradicionales.

Con todo y la grave crisis mediática del periodismo , saludo a todos los colegas , amigos y enemigos de este duro trasegar que hemos decidido emprender por el bien de nuestra sociedad.


Tema relacionado: Periodismo , política y la hoguera de las vanidades


 

Please follow and like us:

more recommended stories

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)