La única emergencia nacional en la frontera es Donald Trump

EP U.S./agencias/ Gustavo Lugo

Tal como había anunciado en la cuenta personal de twitter , desde que el presidente Donald Trump  decidió abrir el gobierno al perder la primera opción ante la Cámara Baja del congreso para obtener recursos por 5 mil mdd, para el muro fronterizo, hoy el mandatario estadounidense ha declarado una emergencia nacional ficticia y creada con índices y estadísticas infladas sobre la situación de los inmigrantes en la frontera, han revelado la mayoría de analistas políticos del país.

Aquí vale aplicar la tan sonada frase que hizo famosa el ex presidente Santos de Colombia aplicada en favor de los demócratas y gran parte de los republicanos y la opinión pública  cuando aducen que “la tal crisis de frontera, no existe”. Si, no hay ni crisis , ni un peligro de invasión ni mucho menos que los asesinos y violadores está en las calles asesinando al pueblo como enfatiza Trump.

Justo ayer cuando daba pormenores sobre cómo obtendría los recursos para el muro fronterizo , en Illinois, Chicago ,  un asesino que no entró por la frontera con México, acababa con la vida de cinco personas inocentes en una fábrica al oeste de la ciudad , mientras hacìa propaganda con otro crimen cometido por un inmigrante hispano. Y este hecho se da justo un año después de la otra matanza de Parkland , Florida.

Es decir, mientras una verdadera crisis en la obtención , porte y uso de armas en Estados Unidoas acaban con cientes de vidas cada año, Trump decide declarar una emergencia nacional en un lugar donde el verdadero problema lo ha iniciado el propio presidente al cambiar el curso migratorio normal en las peticiones de asilo y la separación de los niños de sus familias.

De esta forma y contrario a la opinión generalizada en el país y los medios , el presidente Donald Trump anunció el viernes que declarará una emergencia nacional para obtener fondos y cumplir su promesa de construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

“Voy a firmar una emergencia nacional”, dijo Trump desde la Rosedal de la Casa Blanca, al asegurar que la inmigración ilegal constituye “una invasión de nuestro país”.

En una muestra poco habitual de bipartidismo, los legisladores votaron el jueves a favor de otorgar fondos a amplios sectores del gobierno y evitar una repetición del cierre parcial del gobierno. El monto asignado a las vallas fronterizas, unos 1.400 millones de dólares, no se acerca a los 5.700 millones solicitados por Trump y financiará apenas la cuarta parte de los 322 kilómetros (200 millas) a los que aspiraba para este año.

Para compensar, Trump anunció que gastará unos 8.000 millones de dólares en vallas, para lo cual sumará al dinero asignado por el Congreso los fondos que piensa derivar mediante la emergencia nacional y otros decretos. El dinero provendría de las asignaciones a construcciones militares y la lucha antidrogas, pero los colaboradores del presidente no pudieron aclarar de inmediato cuáles eran los proyectos militares afectados.

A pesar de la oposición de los legisladores demócratas y algunos republicanos a la proclama de una emergencia, Trump respondía a las presiones de su base electoral derechista y evitar la apariencia de una derrota en la batalla por el muro.

La noticia de que Trump declararía la emergencia suscitó condenas de los demócratas y amenazas de demandas de estados que ven amenazados sus fondos federales o acusan a Trump de abuso de autoridad.

En un comunicado conjunto, la presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijeron que la declaración sería “una medida ilegal, un abuso grosero del poder de la presidencia y un intento desesperado de ocultar que Trump no ha sido capaz de obligar a México a pagar el muro”, como ha prometido desde hace años.

“El Congreso defenderá nuestras autoridades constitucionales”, dijeron. Se negaron a aclarar si se referían a demandas o resoluciones para impedir que Trump derive unilateralmente fondos a la construcción del muro. Sus colaboradores dijeron que esperarán a ver qué hace el presidente.

Los procuradores generales demócratas en varios estados dijeron que estudiarán medidas legales para bloquearlo. El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo al presidente a través de Twitter que “nos veremos en el tribunal” si declara la emergencia.

Aún si la declaración de emergencia supera los obstáculos, a Trump le faltarán miles de millones para construir el muro que prometió en 2016. Después de dos años de esfuerzos, Trump no ha agregado un solo kilómetro de vallas. Todo lo realizado hasta el momento ha consistido en reemplazar o reparar estructuras existentes. Se prevé que las nuevas obras comenzarán próximamente en Texas.

La Casa Blanca dijo que Trump no tratará de derivar fondos federales asignados a la ayuda en caso de desastres naturales, una propuesta que habían estudiado pero acabaron por rechazar por temor a las reacciones políticas.

En resumidas cuentas el mandatario estadounidense relaciona a los inmigrantes con el crimen violento en las ciudades , que la realidad es que está en los mínimos a través de la historia. Una aseveración que las mismas autoridades legales niegan y de la que en la mayoría de sus datos no ha podido comprobar con exactitud. Sin contar que según sus estadísticas , advierte que por la frontera ingresa la heroína que se consume en los Estados Unidos.  También señala que el crimen y el consumo y adicción a las drogas en el país son problemas que se pueden solucionar con el muro fronterizo.

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)