La tolerancia de las redes sociales al servicio de los incompetentes

EP New York/ opinión

En varios países del mundo ya han creado leyes para contrarrestar los abusos , las mentiras y el engaño ., asi como la difamaciòn , la calumnia y la injuria que a diario se emiten a través de las redes sociales. “Despotricar” _si me permiten usar el término_ contra algo o alguien y, peor aún, sin pruebas fehacientes y sin bases contundentes , se ha tornado tan mediático como normal. Y no es símplemente el insulto entre usuarios de la red  , también los medios tradicionales de comunicación han expandido sus ‘subjetivas’ opiniones para denigrar rivales , instituciones y sociedades.

Libertad de pensamiento y libertad de expresión equivalen a diseminar las ideas en beneficio de la sociedad. Es sinónimo de construir lazos permanentes de paz y bienestar. Son igualmente los canales más importantes de comunicación para fortalecer la sana convivencia entre los pueblos. Pero de aquí a querer usar un micrófono para distorsionar y enlodar sin justificación la realidad histórica y el patrimonio cultural de una sociedad determinada es un retroceso deplorable a todas luces que requiere atención e investigación.

Ésta nota periodística , que representa parte de la indignación y el descontento de algunos colombianos que hemos escuchado y leído a través de facebook y you tube ,como  un locucutor colombiano ha usado un medio de comunicación para difamar y agredir verbalmente a toda la comunidad salsera de Puerto Rico con el agravante de relacionar a su país y a sus músicos con el consumo de drogas. Y todo por un absurdo nacionalismo xenófobo  y por un orgullo y complejo de superioridad aduciendo que la salsa colombiana es mejor que la puertorriqueña.

Pero la polémica que este locutor ha generado a través de dos videos , ha ido mas allá del ámbito competitivo. En un acto insolente se atrevió a despotricar de grandes músicos puertorriqueños pioneros de la salsa , de su cultura y su gente , desconociendo un patrimonio mundial creado por décadas de trabajo artístico y musical como es la salsa.

Los colombianos no nos arrodillamos a la ‘salsa boricua’ como señala el locutor. Al contrario , respetamos y valoramos su música. Y si por alguna razón visitan nuestro país y se presentan en las ferias y carnavales es porque la gente culta de Colombia conoce y respeta lo clásico. Aún con la voz quebrada o temblando o sentados , es un honor para el público escuchar en vivo la salsa que sembró las bases para el surgimiento de este ritmo en países como Perú , Ecuador y Colombia.

Nadie es culpable de la idioscincracia de los pueblos y de su gente y menos de su desarrollo cultural y musical. Si los puertorriqueños deciden hacer sus fiestas patronales con sus connacionales es un asunto de tipo organizacional mas no comercial. El sr Luis Carlos Jaramillo compara( en otro video que circuló en las redes)  las fiestas de Puerto Rico con la feria de Cali y sugiere que asi como los “boricuas” hacen sus fiestas con su gente ., lo mismo debería hacerse en colombia con la salsa de los grupos y orquestas de Colombia.

Sin duda hay un gran resentimiento contra la salsa de Puerto Rico en estos videos y una fuerte reprimenda contra la organización “feria de Cali” por contratar solo “boricuas” . Y culpa igualmente a los oyentes por la indiferencia hacia el material discográfico colombiano. Pero el nacionalismo  que profesa este locutor y la forma de exponer una problemática local de tipo administrativo de quienes manejan los hilos comerciales de la salsa en Colombia , no representa el verdadero sentimiento y respeto que los colombianos sentimos por la hermosa isla de Puerto Rico , por sus músicos y su legendaria tradición salsera, pero ante todo, por su gente honesta y trabajadora que, entre otras cosas, le ha abierto las puertas a la salsa cafetera tanto en Puerto Rico como en Nueva York.

No queremos adicionar nada mas , a parte del rechazo y repudio que sentimos por éstos inéditos insultos contra nuestros hermanos puertorriqueños. Sólo queda expresar a nuestros amigos periodistas y comunicadores asi como a la gran familia de promotores y amigos personales de Puerto Rico y a sus músicos , nuestras disculpas por la soez y desenfrenada actitud de un locutor que ha usado un micrófono y una red social para insultar y tergiversar ,sin pudor, las infinitas afinidades y bondades que existen entre Puerto Rico y Colombia.


Otros temas de la salsa puertorriqueña..

Noche de Ponceña , noche para cantarle al amor y la felicidad.


 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)