“Operación libertad” , último escaño de Guaidó contra Maduro

EP New York/agencias

Marchas y contra marchas. Asi se puede definir la actual situación socio política de Venezuela. Sale la oposición a las calles y de inmediato Maduro organiza su marcha oficial. La dictadura está a la cacería del líder de la Asamblea Nacional _que ha perdido la inmunidad parlamentaria , mientras Juan Guaidó dice “activar” la última fase de su propósito político de sacar al usurpador del poder, a través de la “operación libertad”.

Las marchas del sábado no han dejado con claridad si algunos seguidores chavistas ,producto del fracaso energético y los apagones , han decidido sumarse a las protestas opositoras. Como tampoco hay certeza que la concentración masiva que promueve el presidente interino para llegar a Caracas y sacar del Palacio de Miraflores a Maduro sea la solución final de este crítico enfrentamiento de los venezolanos que  fluctúa entre defender la permanencia de la dictadura y el chavismo y abogar por el cambio democrático.

En cuanto a la lucha que libran Rusia y Estados Unidos por el mismo propósito , la defensa de Moscú asi como la presión económica de la Casa Blanca contra Nicolás Maduro sigue en la misma perspectiva de medir las fuerzas económicas y el poder , mientras la caótica crisis de Venezuela continúa su viacrucis a la espera de un milagro.

Lo que se vivió este sábado en Venezuela ha sido una masa de desesperación en donde miles de opositores salieron a las calles de Caracas y en el resto del país a protestar contra los mega apagones y la falta de luz y respaldar el inicio de la “Operación Libertad”, activada por Juan Guaidó, jefe del Parlamento y autoproclamado presidente internado en Venezuela, para lograr el cese definitivo de la usurpación de Nicolás Maduro en la Presidencia.

En su recorrido los manifestantes gritaron consignas contra Maduro, sonaron cacerolas y pitos, y mostraron pancartas donde se pudo leer “cese la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres ya”. “No podemos vivir en esta agonía de que, si tenemos luz, de que si llega el agua. 

Guaidó se unió a la protesta en la sede de la estatal Corpoelec, al este de Caracas, y desde ahí afirmó que “es evidente que Venezuela no tiene miedo y sigue en las calles hasta lograr la libertad”. “¡Aquí estamos, aquí vamos a seguir! ¡Todos a las calles, a la fase definitiva del cese de la usurpación!”, enfatizó.

Destacó que “pensaron que, hablando de inhabilitación y de mi inmunidad, íbamos a tener miedo. Creen que con represión en el Zulia (oeste) y secuestrando a dos diputados van a detener lo que es inevitable”. En este sentido informó que fueron liberados los diputados de la opositora Asamblea Nacional Nora Bracho y Renzo Pietro detenidos por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), durante la protesta en Maracaibo, (Zulia).

Además, enfatizó que “estamos en la fase inicial de la Operación Libertad, para la organización” y anunció que ya hay más de 2 mil comités de ayuda y libertad.

Guaidó reconocido por más de 50 países como presidente interino afirmó que “Miraflores tiembla porque estamos en las calles, mientras ellos se atrincheran en 4 cuadras” “Nosotros estamos en 358 puntos del país”, expresó tras pedir que esos puntos se conviertan “en 1000 puntos muy pronto para el acercamiento y la toma del poder”.

“El miércoles vamos de nuevo a las calles a multiplicar por dos los 358 7puntos de la Operación Libertad. Estamos buscando el cese definitivo de la usurpación y esos puntos se convertirán en protesta y exigencia”, manifestó.

En paralelo, miles de chavistas marcharon también en defensa de la revolución bolivariana y en contra de las agresiones del “imperialismo gringo” hasta el Palacio de Miraflores donde fueron recibidos por Maduro. Durante sus palabras, el mandatario insistió en que se retome la propuesta de diálogo de México y Uruguay para resolver la crisis.

“Venezuela pide apoyo y acompañamiento para un gran diálogo de paz, de entendimiento”, expresó. Asimismo, llamó a los países de la región, Europa, Asia y Oceanía, a exigir que el gobierno de Estados Unidos termine sus “agresiones contra el pueblo de Venezuela”. Indicó que las investigaciones en torno a los mega apagones avanzan y arrojaron la introducción de virus que apuntan a otras fuentes de ataque. Maduro celebró el apoyo brindado por el chavismo y llamó a multiplicar las llamadas “cuadrillas de paz”, que agrupa a todas las organizaciones de base, como los colectivos, “para la defensa de la patria”.

“Deben estar pendientes de los grupos de mercenarios, de violentos, no vamos a permitir la violencia”, advirtió. Mientras las protestas de la oposición fueron reprimidas en los estados Lara, Zulia, y Aragua, el chavismo se movilizó sin contratiempo en el país.

En sus propias palabras

“Aquí nadie va a echar para atrás”, dijo Guaidó en el evento convocado en la avenida Francisco de Miranda, en el este de Caracas, solo uno de decenas de encuentros similares sostenidos a lo largo del país para exigir que Maduro abandone el poder.

“No es porque no tenemos la voluntad, sino porque nos enfrentamos a un régimen sádico, que disfruta con el sufrimiento de sus ciudadanos”, explicó Guaidó.

Maduro no tiene futuro. “Ya ese régimen perdió, ya ese régimen esta derrotado; la victoria es nuestra”.

(Con información de Ansa Latina-AP-AFP-EFE)

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)