Autoridades de salud en Cuba , piden eliminar al Caracol gigante africano

EP New York/ Medio Ambiente

Cuba agregó entre sus amenazas ambientales a un caracol africano gigante, que según los científicos puede convertirse en una plagas dañina para los cultivos, pero también “afectar” de manera grave la salud humana.

Autoridades sanitaria de la isla pidieron ejercer un “control popular” sobre el nemátodo con el fin de “eliminarlo”.

“Lo más importante es la percepción de riesgo; debemos ocuparnos y preocuparnos por cumplir las orientaciones sanitarias, y si tuviéramos el caracol en las viviendas o los alrededores saber cómo eliminarlo”, explicó a la prensa local la doctora Carilda Peña García, directora de vigilancia y lucha antivectorial del ministerio de Salud Pública (Minsap)

El caracol, que parece inofensivo a primera vista, puede causar “la meningoencefalitis eosinofílica, una afección a las meninges a partir del parásito que porta el referido caracol, y eso tiene una traducción clínica que es una forma neurológica”, explicó la especialista a la agencia nacional ACN.

El Minsap divulgó que en la isla “no estamos exentos que alguien no tome las precauciones y tenga una meningoencefalitis de este tipo”.

La meningoencefalitis afecta a las meninges con una infección e inflamación del cerebro. De acuerdo con las investigaciones hay muchos organismos causantes, tanto patógenos virales como bacteriales, y microbios parásitos. La enfermedad se asocia con altas tasas de mortalidad y severa morbilidad.

En Cuba la más frecuente de las causas de la enfermedad es generada por el caracol gigante, sin otras fuentes competidoras en el país. Las autoridades llamaron a los ciudadanos que detecten el caracol a informar al consultorio médico de su área o al departamento de control de vectores cercano o al policlínico para hacer el diagnóstico, por cuanto todos los caracoles no son gigantes africanos, aclaró.

La doctora Peña García advirtió que el animal no debe tocarse con las manos desnudas ni sus huevos ni el caracol. Recomienda que se coloque en una bolsa de nylon, se anude , se entierre o se eche en la basura ya muerto.

Los especialista estiman como urgente acabar con esos caracoles, que son capaces además de dañar cosechas de alimentos. El animal es originario del este de África. Apareció en América del Sur y las Antillas, donde está Cuba, a partir de 1980. Estudios aseguran que apareció, sin saberse cómo, en territorio cubano muy recientemente y aún sigue su expansión.

El caracol africano ya invadió el resto de países de América Latina.

De acuerdo al portal informativo “Latinoaméricanscience” , en 1988, en una exposición agroindustrial en Curitiba, en el sur de Brasil, caracoles gigantes africanos  (Achatina fulica) fueron introducidos como una nueva fuente de comida prometedora para reemplazar los pequeños caracoles de escargot. La introducción en la feria fue tan ampliamente anunciada y agresivamente comercializada que los criadores, cooperativas e incluso los propietarios privados comenzaron a criar los caracoles–endémicas de África oriental–inmediatamente con kits que se vendieron en la feria.

La finalidad era promover la cría de este caracol como alimento con la promesa de un retorno económico rápido y seguro;  sin embargo , las operaciones fueron abandonadas y los caracoles fueron liberados en la naturaleza en cantidades abrumadoras.

Hoy en día muchos países de América del Sur, incluyendo Argentina, Colombia y Venezuela, han elaborado planes de gestión para el estudio de los caracoles para evitar su propagación y proteger a los ciudadanos de los riesgos de salud asociados a su consumo. Los caracoles son un vector conocido por los gusanos nematodos que pueden causar diferentes tipos de meningitis en la cabeza y el abdomen. De hecho, 42 personas han muerto en Colombia tras ser expuestos a caracoles portadores de enfermedades. (Con información de Ansa)

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)