Exitoso concierto de la “catedral” de la salsa , tras 65 años de historia

EP New York/conciertos

No hay mejor calificarivo para describir en pocas palabras lo que significa llegar a 65 años de historia musical como el que le ha adjudicado el presentador del Lehman Center a la Sonora Ponceña en la apertura del concierto más esperado de fin de año por los salseros de Nueva York.

Una catedral que ha escrito una historia con destacados cantantes dentro de una gramática musical conducida , primero por don Quique Lucca y posteriormente por su hijo Papo , quien ha mantenido una identidad irrefutable al punto de adquirir el nivel institucional , porque la “gigante del sur” ó “la sureña” es hasta el día de hoy la orquesta más representativa de la salsa.



Colombianos , peruanos y por supuesto puertorriqueños , saborearon , en éste 65 aniversario , un exquisito plato salsero con un marco espectacular desde el escenario hasta las gradería del reformado Leman College del Bronx. La mesa estaba servida solo de “salsa” con ingredientes particulares,  para una noche gigante, propia de una gran “sureña” como La Sonora Ponceña.

Un digno espectáculo que reunió a más de tres generaciones con una memoria discográfica excepcional. En el nutrido teatro y en cada rincón se coreaba “fuego en el 23” , “boranda” , “prende el fogón” y otras inmortales canciones de la Ponceña con la magistral ejecución del maestro Papo Lucca que hizo bailar a jóvenes y veteranos. Y aunque el “show” central era la orquesta , Yolanda Rivera , la invitada especial , se fajó tremenda participación con el tema “Borinquen” y que al término de su presentación , el público pidió de nuevo regresar a la tarima. Igual sucedió con Nelson González ejecutando el “tres”.

Es de resaltar varios aspectos con referencia al concierto de la Ponceña lo cual terminan confirmando la popularidad y el estado actual de la salsa en el mundo latino. Uno , que la salsa clásica , tal cual fue creada y diseminada , no ha muerto ni está en decadencia ni se está reinventando. La salsa sigue teniendo una esencia especial que cautiva y mantiene la efervescencia latina por encima ,incluso , del resto de ritmos modernos  que intentan socavar el semillero de nuevos salseros y nuevas orquestas que a través de la clave , la campana y el bongoe , solidifican en gran manera el concepto “salsa”.



Otro aspecto para subrayar es la creciente aceptación de la juventud latina en Nueva York   por adoptar la “salsa clásica” , la de golpe y son que a ritmo de descarga evoca la herencia de la cultura popular que resplandeciò en los años 70s.

Esa mezcla conformada por la raza latina entre <<padres–hijos y nietos>> se revivió en el concierto de la Ponceña. Pasillos y gradas del Lehman Cemter fueron testigos una vez mas que la salsa no pasará de moda como vaticinan “raperos y reguetoneros” .

No, al contrario , luego de 65 años ha quedado demostrado a través del aniversario de La Ponceña , que “la salsa vive” y vivirá en el corazón y las entrañas de la cultura latinoamericana. Un ejemplo a seguir por los nuevos talentos y las nacientes orquestas en donde la dedicación , la disciplina y el trabajo en conjunto , sin prejuicios ,  son la base para que la salsa ocupe el lugar que siempre ha merecido.

Felicitaciones a la Sonora Ponceña

Créditos

Lehman Center Performance Arts

Leo Tizol , Mundo Libre Music

Goya

Fotografía/video. Gustavo Lugo

 

Please follow and like us:

¿Disfruta de este blog? Pasa la voz :)